Liegos en el siglo xix

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2427 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIEGOS en el Siglo XIX
 
             -EL SIGLO XIX EN LA VILLA DE LIEGOS.-
De nuevo en este púlpito -honrado por el Club y por su presidente Carlos- en el que he sido invitado a participar de nuevo en esta “Segunda Semana Cultural” que tanbuena acogida tuvo el año pasado. Igual que en la anterior, acepté con enorme cariño esperando que no se quede solo en la segunda sino que hayan más ya quepor mi parte todavía queda material para poder hablar. Mi agradecimiento a todos los que participan directa o indirectamente en esta idea por aquello de que solo no se quede en una mera “comisión de fiestas”.
    En esta ocasión, vamos a viajar un poco más atrás en el tiempo, al s.XIX. Unsiglo muy activo históricamente a nivel nacional y que en algunos casos afecta a el pueblo de Liegos. Sobreeste siglo versará gran parte de mi charla. Concretamente hablaré primero de las Ordenanzas de 1803, después hablaré de la Guerra de la Independencia en el pueblo y de las consecuencias económicas que tuvo para éste. Para el final de la misma dejaré algún apunte sobre el s.XX que debo rectificar. Trataré de no volver a repetir más que en lo imprescindible sobre lo que ya escribí en mi colaboraciónsobre el libro de Liegos de Toño.
    De 1803 son las únicas Ordenanzas1 que se conservan en la villa, dadas en Talavera de la Reina, a treinta de diciembre. Constan de 40 capítulos, sobre todos los aspectos de la vida del pueblo (sociales, económicos y políticos) y articulan la relación que había –y que tantas veces se confunde- entre lo público y lo privado. Asistencia a misas votibas ,asistencia a los concejos, modo de nombrar a los cargos públicos –el día 16 de agosto-:
     “Verificando el nombre (...), se escribirán sus nombres en cédulas uniformes que dobladas se pondrán en un cántaro a vista de todos los vecinos y después de bien revueltas, sacará un muchacho que no llegue a catorce años cinco cédulas del cántaro. Estas (...) personas elegirán a todos los oficios del pueblo,incluso el mayordomo de Fábrica”
   que era como se conocía al mayordomo de la Iglesia, el mayordomo de SantaÁgueda, el de San Pelayo y de San Roque. Todos estos cargos tendrán la caducidad de un año. Algunos –como el mayordomo de la Iglesia o el de san Pelayo- al final seelegirán por “vecera de casa y calle”, por el hecho de no levantar suspicacias.

1 Archivo de Liegos, caja 4, carpeta 4-17.
       También hay ordenanzas sobre las obligaciones de estos cargos elegidos, sobre los distintos ganados –sementales, vacas de vecera, cerdos, yeguas, ovejas y corderos- ylugares por donde deberían ir, sobre los pastores... Aparte de la anterior traigo aquícinco más que no dan un reflejo de cómo era la vida en el pueblo:
    - “Sobre que ningún morador deje de tener proporción de suelo parahacer huerto, pues si no lo tiene suyo, siempre se le concede el común con mucho gusto. Todos tengan huerto y nabar bien cultivado y suficientemente provisto”.
    Debía de estar a primeros de julio, bajo pena de multa y además se prevenía deque “quien fuere cogido hurtando nabos, berzas u otra hortaliza” sería multado. (28)
    - “Sobre que se ordena que edificando casa habitación algún vecino,todos los demás que tengan pareja de bueyes o vacas          duendas, le aporten al pie de la obra dos carros de piedra de monte, una de río y otro de arena. Y el favorecido manifieste su gratitud con un moderado refresco a los aportadores”. (29).
    - “Que ninguno sea osado de arrojar inmundicias, vasijas, lavar ropa, verduras, lana, carne ni otra cosa en el arroyo concluyente por esta poblaciónde la fuente hacia arriba” (30).
    - “Que amenazando ruina algún edificio, se avise al dueño, para que inmediatamente lo
repare o allane por evitar fatalidades”.
    Podría quedar ahí dicha orden, pero viene por algo. Existe una partida dedefunción que aunque no sea de este siglo sino del anterior nos puede ilustrar sobre esta preocupación. Es del 10 de junio de 1776 y nos dice que Micaela...
tracking img