Lindo cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (691 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 20.- SI LAS FORTALEZAS Y OTRAS MUCHAS COSAS QUE HACEN LOS PRINCIPES SON UTILES O PERJUDICIALES.
Comienza diciendo Maquiavelo que, para garantizar la seguridad de sus Estados, unos príncipeshan desarmado a sus súbditos, otros han fomentado la discordia entre las poblaciones, otros han buscado enemigos de propósito, otro trabajan para ganarse la voluntad de los que parecían enemigos alcomienzo de su reinado, otros han construido fortalezas y otros las han destruido (p. 120).
Examina el asunto de las fortalezas y, tras considerar dos ejemplos contrapuestos llega a la siguienteconclusión:
“La regla que puede darse consiste en que, si el príncipe tiene más miedo a sus pueblos que a los extranjeros, debe edificar fortalezas; pero si teme más a los extranjeros que a sus súbditos,le conviene prescindir de ellas” (p. 123).
CAPITULO 21.- QUE DEBE HACER UN PRINCIPE PARA ADQUIRIR BUENA FAMA.
Comienza Maquiavelo con una alabanza de Fernando de Aragón, que, siendo príncipe nuevo,ha conseguido, por la fama de sus gloriosas empresas, ser el primer Rey de la cristiandad. De donde se sigue que será el espejo de los demás príncipes (p. 127). Todos sus actos son poderosísimos yextraordinarios.
Un príncipe no debe ser neutral, sino amigo o enemigo, por la cuenta que le tiene, en toda contienda (p. 128).
Debe distraer periódicamente al pueblo con fiestas y espectáculos (p.130).
CAPITULO 22.- DE LOS SECRETARIOS DE LOS PRINCIPES.
Parte Maquiavelo de la idea de que hay tres formas de comprensión humana: 1-)los que disciernen por sí mismos; 2-)los que comprenden lo que seles demuestra; 3-)los que no entienden por sí mismos ni por ajena demostración (p. 133). El ministro debe ser de la 1ª clase o de la 2ª. A su vez, el príncipe a de enaltecerlo y honrarlo (p. 134).CAPITULO 23.- COMO SE DEBE HUIR DE LOS ADULADORES.
La única forma es que los propios ministros comprendan que diciendo la verdad a sus príncipes, no les están ofendiendo (p. 136). Maquiavelo nos avisa...
tracking img