Literatura cristiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 79 (19591 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDITORIAL CLIE

COMO SUPLE DIOS NUESTRAS NECESIDADES

Albert Benjamin Simpson
FUNDADOR DE LA “ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA” 1

Índice
PREFACIO 1. 2. 3. 4. 5. 6. EL DIOS DE ELÍAS EL DIOS DE PABLO EL DIOS DE JACOB EL DIOS DE ESTER LA VISIÓN DE DIOS EL SECRETO DE LA VISIÓN 3 4 10 15 21 26 31 35

POESÍAS DE A. B. SIMPSON

2

Prefacio
El tema de este librito es el tema más importantedel mundo. «Lo he perdido todo - me dijo una vez una mujer afligida -, todo, excepto Dios.» Esta frase abarcaba todo un cielo y eclipsaba todo lo que había perdido, porque si la mujer tenía a Dios, era como si no hubiera perdido nada; y lo había ganado todo. La mayor necesidad de nuestros tiempos y de todos los tiempos, la necesidad más grande de todo corazón humano, es conocer los recursos yposibilidades de Dios. El apóstol nos pinta un arco iris en el cielo nublado y tempestuoso. Después de describir la condición perdida e impotente de los pecadores, muertos en sus transgresiones y pecados, hijos de la ira, de repente se para y pronuncia dos palabras: «Pero Dios...», «que es rico en misericordia, por el mucho amor con que nos amó cuando aún estábamos muertos en pecado». El mismoapóstol de nuevo nos da la clave de la verdadera vida de santidad en su antítesis breve y sorprendente: «No ya yo, pero Cristo vive en mí.» Las palabras destacan como la clave de la providencia divina cuando leemos la historia de la encarcelación de Pedro y su próxima sentencia, cuando Herodes estaba esperando que llegara la mañana para ejecutarle. Entonces sigue esta simple frase: «Pero se hacía oraciónsin cesar a Dios por él.» Y este pequeño «pero» fue más poderoso que la cólera de Herodes o la iracundia de los fariseos o las verjas y cerrojos de su prisión. Estas palabras se destacan tremendas y solemnes otra vez en la palabra del necio, que lo había invertido todo en la vida, en los bienes de este mundo, consultando a otros para aumentar sus planes y placeres, y removiéndolo todo, cuando unaráfaga helada de muerte y juicio le llegó con la terrible sentencia: «Pero Dios le dijo: ¡necio!» Las páginas que siguen son un esfuerzo para desplegar ante el lector la suficiencia y variedad infinita de los recursos de Dios.

3

1 EL DIOS DE ELÍAS
«Dónde está Jehová, el Dios de Elías?» (2.ª Reyes 2:14.) Siempre me ha gustado que cuando Ellas fue arrebatado al cielo Eliseo no preguntara«Dónde está Elías?» al ver que su mentor y gula no se hallaba a su lado. Habla perdido a su amigo y padre espiritual y si en cualquier situación hubiera sido justificada la exclamación, vistas sus circunstancias, hubiera sido en este caso. Pero la idea que primero se le ocurrió a Eliseo fue la del Maestro, no la del discípulo. Detrás de la maravillosa vida y obra de Elías vela sólo los infinitosrecursos de aquel Dios que podía ser tanto para él como había sido para su maestro. El clamor profundo de su alma no fue de mera simpatía humana, sino en búsqueda de la manifestación del poder sobrenatural y la presencia de Dios. La necesidad profunda de la vida de Eliseo fue la misma necesidad profunda de cada alma sincera hoy día: la revelación de Dios, la comprensión de lo sobrenatural. Elíseoestaba pensando en todo lo que Dios había sido para Elías, y anhelaba que fuera lo mismo para él. ¡Oh, que nuestro corazón pueda sentir el mismo anhelo de conocer al Dios de Elías, al Dios de Eliseo! El Dios de Elías ¡Cuánto había representado y sido Jehová para el siervo a quien había transportado a su gloriosa presencia! Llamado de las soledades y yermos de Galaad, este hombre extraño y adusto cuyavida y carácter parecen haber sido moldeados entre la majestad de la naturaleza, a solas con su Dios, irrumpió de súbito en medio de una sociedad de maldad sin segundo y en un escenario de lujo y refinamiento impío. La hermosa capital del reino de Israel se hallaba bajo el dominio del malvado y vulgar Acab, cuya conducta y cetro estaban por completo bajo el dominio de una mujer infame, cuyo...
tracking img