Literatura iberoamericana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13611 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LITERATURA IBEROAMERICANA DEL SIGLO XX |
Copy right Edym, 1996-2006. Ésta es una de las páginas más plagiadas que existen en Internet sobre esta materia. En varios sitios figura copiada literalmente, de principio a final y sin citar las fuentes. Edym la mantiene, desde su primera edición en 1996, como contenido de lectura gratuita. |
  |
Prosa Iberoamericana de la primera mitad del sigloXX  |   | En la primera mitad del siglo XX, la prosa criolla ha añadido nuevas páginas al acervo común de la novela. La producción novelística ha aumentado progresivamente. Según el testimonio de los eruditos Englekirk y Wade, en poco más de cien años, unos 250 escritores la han cultivado en Colombia. Valga esto como ejemplo en un país iberoamericano. Aquello que en el siglo XIX era una páginaregional del realismo hispano o lusitano ha conducido, en el XX, a la novela terrígena o nativista. La novela, como documento local, señala los diversos regionalismos dentro de cada país. No es lo mismo la prosa de una novelista de la región pampera o araucana, que la de aquel que la cultiva en el ambiente patagónico de la Tierra del Fuego, aunque ambas regiones están bajo la misma bandera. Típico dela prosa criolla es un descarnado realismo, que se armoniza con una estructura poemática. La renovación de la prosa encuentra su primer estadio en 1915, como deformación de un extenso corpus de motivos, escenarios o tipos; los años siguientes resultan de buceo en profundidad, para descubrir esencias a, según Jorge Bogliano. El primer gran prosista del criollismo fue el uruguayo Horacio Quiroga(1878 –1937), que, trabajando en la región misionera del nordeste argentino, conoció la vida dura del hombre en la selva y la de sus acechantes y peligrosas fieras. Sus excepcionales dotes de cuentista dan una suma eficacia y precisión a sus cuentos de amor, de locura y de muerte (1916), de la selva (1918) y de tantos otros, como Anaconda, Los desterrados,La gallina degollada, etc. El cuento A laderiva (un hombre mordido por una serpiente venenosa se traslada en su canoa, río abajo, agonizante, hasta la población más cercana) finaliza así:  ...El hombre que iba en ella [en la canoa] se sentía cada vez mejor y pensaba, entretanto, en el tiempo justo que había pasado sin ver a su ex-patrón... ¿Dos años y nueve meses? Acaso. ¿Ocho meses y medio? Eso. Sí, seguramente.De pronto sintió que estabahelado hasta el pecho. ¿Qué sería? Y la respiración...A1 recibidor de maderas lo había conocido en Puerto Esperanza. Un viernes santo... ¿Viernes sí, o jueves... El hombre estiró lentamente los dedos de la mano. –Un jueves...Y cesó de respirar. José Eustasio Rivera nace en Neiva, Colombia, en 1889 y muere en Nueva York el 1 de diciembre de 1928. Fue maestro normal en 1909 y doctor en derecho porla Universidad Nacional de Bogotá en 1917. Después de ser diputado al Congreso desempeñó el cargo de inspector del gobierno en las explotaciones petrolíferas de la región del Magdalena y, posteriormente, formó parte de la comisión delimitadora de fronteras entre su país y Venezuela. Estos cargos lo llevaron de nuevo a la misma selva que había sido fronteriza con su ciudad natal y es esta selva loque inspira la creación literaria del autor, recuperando en él las raíces de su infancia y la fantasía de su juventud. Su primera obra es un libro de poemas (1921), Tierra de promisión, con la que alcanza cierta notoriedad. Pero es su segunda y última obra, La vorágine, la que hace de Rivera un clásico de la narrativa realista premágica, hasta el punto de ser considerada por muchos como la grannovela de la selva latinoamericana. Aunque la prosa criolla contaba con excelentes narradores costumbristas, fue el colombiano José Eustasio Rivera el que llevó a su cima la novela criolla, punto de partida de una novelística magistral. La vorágine es una gran poesía en prosa de las selvas caucheras del Río Negro o Guainía y de las tierras de Casanare, Cáqueza o Villavicencio. La Naturaleza se...
tracking img