Literatura infantil y juvenil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7020 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LECTURA INFANTIL Y JUVENIL

TERESA COLOMER "Los libros infantiles existen para ser rotos" dijo Heinrich Hoffmann cuando su editor discutía con él la presentación de Strwwelpeter (Pedro El Desmenuzado)". La cita sirve a Bettina Hürlimann, autora de la historia de la literatura infantil europea más leída en nuestro país, para poner de relieve la dificultad de los historiadores cuando buscanlas antiguas obras infantiles para poder analizarlas; o al menos así ocurre hasta que los países se dotan de bibliotecas y de centros de documentación que conserven toda la producción editorial, algo que lamentablemente continúa siendo inexistente en España [Hürlimann 1968]. Pero aquí queríamos aludir a este "destrozo" como algo que sucede porque los niños y niñas han mirado y leído tanto los librosque éstos han pasado a convertirse en memoria propia; en experiencia vivida que los configura, en aprendizaje cultural implícito que puede olvidarse una vez realizado. Para que esto pudiera empezar a suceder los niños y niñas tuvieron que ser entendidos como "infancia", tuvieron que crearse libros destinados a su incipiente lectura y alguien tuvo que ponerlos en sus manos. Este programa se hallevado a cabo en los distintos países occidentales durante los dos últimos siglos. LA APARICIÓN DE LOS LIBROS INFANTILES Y JUVENILES Efectivamente, fue a partir del siglo XVIII cuando la sociedad empezó a construir el concepto de infancia como un estadio diferenciado de la vida adulta, una etapa con intereses y necesidades educativas específicas, dotadas de una importancia decisiva en la vidaposterior de los individuos Y sólo en las sociedades postindustriales de la segunda mitad del siglo XX esa construcción conceptual se ha extendido al período adolescente. Por otra parte, la constitución de la infancia como público lector se inscribe en la gran extensión de la alfabetización que se produjo en distintos países occidentales durante el siglo XIX y en España, concretamente, en el XX, con ladivergencia de evolución que añadieron aquí, además, las décadas de franquismo. Un fenómeno que, en cualquier caso, supuso finalmente la incorporación masiva de mujeres, niños y obreros a la posibilidad de lectura. Para enseñar a leer a toda la población era preciso generalizar la asistencia a las instituciones encargadas de hacerla, era urgente disponer de libros para la lectura en las aulas yera necesario ampliar el acceso exterior a los libros con "almacenes" públicos que los pusieran a disposición de todos. Infancia, escuela, libros infantiles y bibliotecas son conceptos estrechamente interrelacionados en el surgimiento de las bases de todas las sociedades contemporáneas. Los niños y niñas del mundo rural que habían aprendido historias, canciones, poemas o conocimientos, mezclados conlos adultos, se convirtieron progresivamente en niños urbanizados y escolarizados. A ellos empezaron a dirigirse libros informativos o literarios pensados y escritos especialmente para su lectura. Pensados para que los entendieran desde su limitada capacidad de gestionar la lengua escrita, desde su reducida experiencia del mundo y desde su escaso bagaje de lecturas anteriores.

Los adultos, encambio, siempre han parecido tener ideas muy claras sobre cómo deben ser los libros para niños. A veces a partir de la experiencia empírica sobre lo que sus hijos o alumnos disfrutan y entienden; otras veces a partir de idealizaciones sobre el mundo que desean transmitir como modelo a las nuevas generaciones; o también, en algunas ocasiones, a partir de la difusión de estudios y reflexiones alrespecto cuando esto ha creado un estado de opinión capaz de influir en la producción. De todo ello han ido surgiendo libros infantiles muy diferentes. Algunos idénticos a sermones morales dirigidos a los pequeños para que aprendan a comportarse; otros, derivados del recuerdo y del deseo adulto de preservar la idea de la infancia como una etapa vital, inocente e incontaminada; aún otros, fruto del...
tracking img