Literatura y comunicacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1773 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LITERATURA Y COMUNICACIÓN: LA LECTURA COMO NUEVO MECANISMO CRÍTICO Asunción Bernárdez Rodal UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID
Desde la invención de la escritura, la palabra escrita ha sido la depositaría y la garante del conocimiento. Esta aseveración puede ser aceptada como válida por lo menos hasta el comienzo del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información en nuestro siglo. Sinduda, el prestigio de la cultura escrita ha determinado que el ejercicio crítico se realizase únicamente sobre dos elementos de la comunicación: el emisor y el texto. La historia de la cultura ha sido la historia de los grandes nombres: autores y obras asociados a épocas y estilos, y nada o casi nada que decir acerca de los receptores, lectores o consumidores de esos productos culturales. Pero en losúltimos tiempos, la situación ha dado un giro radical: ha llegado el momento en que, propiciado entre otros factores por las investigaciones del público de masas, el lector o receptor ha pasado a ser el punto de mira de disciplinas tan dispares como la psicología social, la semiología, la crítica literaria o los estudios de mercado. El concepto de receptor, lector, destinatario, decodificador,audiencia,1 etc. no sólo ha constituido una parte muy importante de la teoría de la Comunicación, prácticamente desde los años cincuenta, sino que se ha convertido en un motor de cambio epistemológico al enfocar el problema de cómo funciona y se integra el significado textual en la sociedad y en las estructuras mentales de los individuos. Escribir hoy en día sobre el concepto de lector, receptor,decodificador, etc. implica tener que asumir algunas premisas. La primera, que nos adentramos en un terreno teórico de plena madurez en cuanto a investigaciones tanto teóricas como prácticas,2 en una discusión que no acaba de empezar. La segunda, que supone también adentrarse en un campo minado por los prejuicios a los que como individuos sociales y como críticos tenemos que enfrentarnos, como
'Vid. por ejemplo el libro de Felicísimo Valbuena, Receptores y audiencias en el proceso de la comunicación, Madrid: Pablo del Río, 1976. 2 Tal como ha puntualizado James Curran en «El decenio de las revisiones. La investigación en comunicación de masas en los años 80», en Daniel Dayan (com.), En busca del público, Barcelona: Gedisa, 1997, no es cierto que el interés sobre el receptor sea algoreciente, sino que ha estado presente en los trabajos sobre investigaciones de masas desde los años cuarenta. Más bien apunta a que la nueva discusión sobre el receptor de los años ochenta lo que hizo fue ignorar deliberadamente los estudios anteriores. 593

Ll TERATVRA Y COMUNICACIÓN

595

Para la teoría literaria, el realizar interpretaciones correctas había sido un ejercicio crítico«profesional» que consistía en descubir las posibles intenciones del autor cuando había escrito una obra. Pero en los últimos tiempos algo ha ocurrido con esa primacía que la crítica literaria otorgaba al texto y al autor. Para la crítica tradicional la literatura era algo complejo que hablaba sobre el ser humano, sobre la experiencia bajo una perspectiva sujetiva del autor, y por lo tanto, su significadoera accesible por medio de una exégesis apropiada. Por otra parte, la obra era un ente autónomo con una estructura formal y temática que el lector debe reconstruir. Pero en los últimos tiempos hemos asistido al final de ese consenso. El ejercicio crítico se ha reconocido como más y más diverso, y se han desarrollado continuas investigaciones sobre las prácticas de lectura y el lector, desde puntosde vista muy distintos. Hillis Miller, en un viejo ensayo de 1976: «Steven's Rock and Criticism as Cure» se había dado cuenta de que la crítica literaria postestructuralista había sufrido una división radical: aquellos críticos que llamaba «cunny», que seguían confiando en el patronazgo del lenguaje, y los que llamaba «uncunny», trágicos o dionisíacos porque reconocían que el lenguaje estaba...
tracking img