Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1721 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bella Flor
de
Fernán Caballero

Había una vez un padre que tenía dos hijos; el mayor le tocó la suerte de soldado, y fue a América, donde estuvo muchos años. Cuando volvió, su padre había muerto, y su hermano disfrutaba del caudal y se había puesto muy rico. Fuese a casa de este, y le encontró bajando la escalera.
-¿No me conoces? -le preguntó.
El hermano le contestó con mala manera que no.Entonces se dio a conocer, y su hermano le dijo que fuese al granero, y que allí hallaría un arca, que era la herencia que le había dejado su padre, y siguió su camino sin hacerle más caso.
Subió al granero, y halló un arca muy vieja, y dijo para sí:
-¿Para qué me puede a mí servir este desvencijado arcón? ¡Pero anda con Dios! Me servirá para hacer una hoguera y calentarme, que hace muchofrío.
Cargó con él y se fue a su mesón, donde cogió un hacha y se puso a hacer pedazos el arcón, y de un secreto que tenía cayó un papel. Cogiolo, y vio que era la escritura de una crecida cantidad que adeudaban a su padre. La cobró, y se puso muy rico.
Un día que iba por la calle encontró a una mujer que estaba llorando amargamente; la preguntó qué tenía, y ella le contestó que su marido estaba muymalo, y que no sólo no tenía para curarlo, sino que se lo quería llevar a la cárcel un acreedor, al que no podía pagar lo que le debía.
-No se apure usted -le dijo José-. No llevarán a su marido a la cárcel, ni venderán lo que tiene, que yo salgo a todo; le pagaré sus deudas, le costearé su enfermedad y su entierro, si se muere.
Y así lo hizo todo. Pero se encontró que cuando el pobre se hubomuerto, después de pagado el entierro, no le quedaba un real, habiendo gastado toda su herencia en esa buena obra.
-Y ahora ¿qué hago? -se preguntó a sí mismo-. Ahora, que no tengo que comer. Me iré a una corte, y me pondré a servir.
Así lo hizo, y entró de mozo en el palacio del Rey.
Se portó tan bien y el Rey lo quería tanto, que lo fue ascendiendo hasta que lo hizo su primer gentilhombre.Entre tanto, su descastado hermano había empobrecido, y le escribió pidiéndole que le amparase; y como José era tan bueno, lo amparó, pidiendo al Rey le diese a su hermano un empleo en Palacio, y el Rey se lo concedió.
Vino, pues, pero en lugar de sentir gratitud hacia su hermano, lo que sentía era envidia al verlo privado del Rey, y se propuso perderlo. Para eso, se puso a inquirir lo que para suintento le importaba averiguar, y supo que el Rey estaba enamorado de la Princesa Bella-Flor, y que esta, como que era el Rey viejo y feo, no le quería, y se había ocultado en un palacio escondido por esos breñales, nadie sabía dónde. El hermano fue y le dijo al Rey que José sabía dónde estaba la Bella-Flor, y correspondía con ella. Entonces el Rey, muy airado, mandó venir a José y le dijo quefuese al momento a traerle la Princesa Bella-Flor, y que, si se venía sin ella, lo mandaría ahorcar.
El pobre, desconsolado, se fue a la cuadra para coger un caballo e irse por esos mundos, sin saber por dónde tirar para encontrar a Bella-Flor. Vio entonces un caballo blanco, muy viejo y flaco, que le dijo:
-Tómame a mí, y no tengas cuidado.
José se quedó asombrado de oír hablar un caballo; peromontó en él y echaron a andar llevando tres panes de munición que le dijo el caballo que cogiese.
Después que hubieron andado un buen trecho, se encontraron un hormigal, y el caballo le dijo:
-Tira ahí esos tres panes para que coman las hormiguitas.
-Pero, ¿para qué? -dijo José-. Si nosotros los necesitamos.
-Tíraselos -repuso el caballo-, y no te canses nunca de hacer bien.
Anduvieron otrotrecho, y encontraron a un águila que se había enredado en las redes de un cazador.
-Apéate -le dijo el caballo-, y corta las mallas de esa red y libra a ese pobre animal.
-¿Pero vamos a perder el tiempo en eso? -respondió José.
-No le hace; haz lo que te digo y no te canses nunca de hacer bien.
Anduvieron otro trecho y llegaron a un río, y vieron a un pececito que se había quedado en seco en...
tracking img