Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1817 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NARRATIVA URBANA.
Juan Aburto
(Managua, 1918 - México, 1988) Narrador nicaragüense que ha sido considerado por su obra como uno de los pioneros del cuento moderno. Aunque viajó por América y Europa, vivió en Managua.
Fue empleado (funcionario) bancario hasta 1977 del banco nacional de Nicaragua. Trabajó también en la emisora La voz de la América Central. Participó de varios grupos ycírculos literarios que se formaron en el país después del movimiento de Vanguardia: el Taller San Lucas, Ventana y la Generación Traicionada. Con ejemplar devoción y desinterés, fue mentor e impulsor de generaciones de jóvenes escritores y pintores.
Su cuentística incorpora el mundo urbano aún en estadio provinciano de la capital, en la Managua de 1920 a 1960. Sus héroes o antihéroes son los gerentes yempleados de bancos y los acalorados habitantes de las barriadas. Su versión del habla nacional es ciudadana, dentro de un español general.
Como escritor, se relacionó con autores de todas las generaciones literarias posteriores al movimiento de vanguardia.
Entre la provincia y la capital, entre la recreación de la mitología de los "cuentos de camino" y sus anticuentos infantiles, y la facturade formas breves, ingeniosas y fantásticas, se encuentra el punto de apoyo desde el cual se impulsa y manifiesta su narrativa. Entre sus obras se hallan El convivio (1975), Se alquilan cuartos (1975), Los desaparecidos (1981) y Prosa narrativa (1985). Falleció en México D.F. durante la celebración del Encuentro de Narradores Latinoamericanos.
En 1986 recibió la Orden de la Independencia CulturalRubén Darío. Juan Aburto falleció en la ciudad de México en 1988, mientras representaba a Nicaragua en el Encuentro de Narradores Latinoamericanos.
El árbol mendigo
Por: Juan Aburto (nicaragüense)
A lo que se recuerda, le vieron por primera vez a orillas del lago, cuando éste era un sitio boscoso todavía. Camaradeaba entonces con espinos y tamarindos entre las breñas húmedas; se atrevía adiscurrir por las calles de la población incipiente y fraternizaba desde los traspatios con los cautivos ciudadanos.
Desde entonces, empero, apuntaba su destino duro y humillado. Bien pronto fue mal visto en la ciudad. Los moradores veían en él la presencia del campo, que trataban de alejar con las nuevas construcciones, y fue expulsado más allá de las rondas. Volvió entonces al lago. Se lo podía veren lo alto de las barrancas con otros compañeros, mirando las olas desde lejos y bajando a veces hasta alguna poza de lavanderas. También de allí fue desplazado. Las inundaciones y las chocitas de gentes menesterosas como él, avanzaban sobre sus precarios dominios. Se movió entonces hacia el campo abierto, orillando entre polvazales a los caminos de carretas, a los senderitos que llevan a ningunaparte. No lograba afincarse. Desmochábanlo en los algodonales y lo embestían los tractores. Pasaba junto a los potreros, caían sobre él de improviso y con grapas y alambres dolorosos sujetábanlo a la cerca. Los campesinos probaban en su carne dura los machetes, abriéndole muescas como gradas, y en los inviernos copiosos, cuando se derrumbaban los paredones rompiendo su cuerpo desarraigado, learrancaban a pedazos, leña.
Trabajosamente desde el lodazal alargaba un renuevo sobre el barranco, luego otro, incorporábase y proseguía su oscuro destino. Se iba por los sitios apartados y con otros compañeros, muy juntos, entrecruzaba sus hojas amarillentas y ofrecía sombra precaria a los caminantes y reposo a los muchachos cazadores de palomas.
A veces lo sorprendían las quemas en medio de lospotreros. Todo desaparecía arrollado por la ola ardiente entre una nube negra y roja de plumas, chillidos, bejucos retorciéndose como culebras y troncos poderosos crepitando y desbaratándose en brasas. Sólo él resistía. Después de la prueba aparecía jadeante, sollamado, con las entrañas socavadas por el fuego. Se quedaba allí algún tiempo en medio del desierto de cenizas anhelando nubes lejanas....
tracking img