Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3328 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Maria M. Tejedor Mestre

Ventana del Pregraduado

Ortodoncia clínica 2000;3:1-8 Rev Psiquiatría Fac Med Barna 2001;28(1):31-36

Modelo A-O-R-C y anorexia nerviosa

Maria M. Tejedor Mestre Psiquiatría, curso 99-2000 Medicina UB

Introducción
He decidido hacer el trabajo sobre la anorexia nerviosa porque la incidencia de esta enfermedad ha aumentado muchísimo en los últimos años siendoactualmente una especie de epidemia o de “moda” entre las chicas jóvenes (ya desde la adolescencia) y llegando su incidencia al 1% de esta población. Otro motivo para haber escogido este tema es que, en mi opinión, no va a disminuir su incidencia sino que creo que va a aumentar ya que como parte de población de riesgo que soy he visto como por muchas de mis compañeras la delgadez (extrema o noextrema) no es considerada una enfermedad sino un objetivo difícil de conseguir y motivo de envidia de muchas, ya que actualmente la extrema delgadez es el prototipo de mujer a la que hay que conseguir parecerse y en lo que se esfuerzan muchas chicas, consiguiéndolo algunas, pero con el riesgo de pagarlo con su vida.

del mismo modo que Gull, en 1874, quien consideró la existencia de un trastornodigestivo que denominó “apepsia histérica”. Estos autores, junto a Huchard (1883), que utilizó el término “anorexia mental”, hacen hincapié en la importancia de las influencias de un entorno familiar patológico. Gilles de la Tourette realizó el primer intento de diferenciar una anorexia secundaria de una anorexia primaria, siendo la última de etiología psíquica. Charcot insistió en la necesidad deseparar nosológicamente la anorexia de la histeria, y Janet distinguió formas obsesivas y formas histéricas en la anorexia, considerándola más un síndrome que una entidad propiamente dicha. – En un segundo momento, el interés se centra en el estudio de los aspectos etiopatogénicos de la AN. Se consideró durante décadas un trastorno de origen endocrino y se intentó dar una explicaciónfisiopatológica. Contribuyó decisivamente a esta concepción endocrinológica la descripción realizada por Simmonds en 1914 de un trastorno caquéxico de origen hipofisiario. – Por último en un tercer momento, a partir de la década de los cuarenta la conceptualización de la AN está marcada por una consideración psicológica del trastorno. Los esfuerzos van dirigidos al estudio psicopatológico, al establecimiento deunos criterios para el diagnóstico y al desarrollo de métodos terapéuticos desde diferentes orientaciones (biológica, psicoanalítica, fenomenológica y conductual). Se considera el trastorno de forma multidimensional y se subraya la psicogénesis en su etiología y la importancia del contexto familiar y de los condicionantes socioculturales. Continúan realizándose investigaciones en busca de lasbases neuroanatómicas y neuroendocrinas de la regulación de la ingesta que pueden estar implicadas en la AN. En los últimos años, desde el punto de vista de la clasificación, se identifican sub-entidades clínicas en

Aspectos históricos del concepto de anorexia nerviosa
Desde un punto de vista histórico, la conceptualización de la Anorexia Nerviosa ha variado notablemente a lo largo del tiempo, notanto en sus aspectos clínico-descriptivos como en su consideración etiopatogénica y en los modelos explicativos utilizados. A finales del siglo diecisiete, concretamente en 1694, Morton realizaba la primera descripción del cuadro al que denominó “consunción nerviosa”, descripción no muy alejada de los criterios diagnósticos psiquiátricos utilizados en la actualidad. Correspondencia: Maria M.Tejedor Mestre Vía Argentina, 37 07200 Felanitx (Mallorca) Tel.: 971 584 000 La historia nosográfica de la Anorexia Nerviosa (AN) tiene tres momentos bien diferenciados: – en un primer momento, se describe el trastorno y se identifica desde una perspectiva nosológica. Lasegue (1873) relacionó la AN con la histeria,

30

Rev Psiquiatría Fac Med Barna 2001;28(1):31-36

Rev Psiquiatría Fac Med...
tracking img