Llaves del infierno y muerte.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1020 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS LLAVES DEL INFIERNO Y LA MUERTE

Y cuando yo le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último. Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por los siglos de siglos, amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte.” (Revelación1: 17-18.)

Estas palabras del Señor Jesucristo reveladas al apóstol Juan estandoen la isla de Patmos, es otro de los misterios de Dios revelado a Su iglesia a través de su Espíritu Santo. (I Corintios 2: 10; Amós 3:7).

El conocimiento popular enseña que cuando una persona muere su destino puede estar en dos lugares, dependiendo del comportamiento de la misma.
Si sus obras fueron buenas les corresponderá ir al cielo; pero si fueron malas, entonces su destino será el lugarde tormento llamado infierno. Sin embargo el infierno mencionado en la Biblia, no es un lugar de tormento, el infierno mencionado en la Biblia es el sepulcro.

El significado de la palabra infierno en el idioma hebreo es sheol, y en el griego es hades; estas dos palabras significan lo mismo y quieren decir el lugar de los muertos; esto es, cualquier lugar donde los muertos son puestos adescansar, tales como: mausoleos, criptas, cuevas, sepulcros, tumbas, etc.

Cuando Cristo murió fue puesto en el sepulcro (infierno). El libro de Mateo capítulo 27 versos 57 al 60, narra: “Y como fue la tarde del día, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, el cual también había sido discípulo de Jesús.
Este llegó a Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús: entonces Pilato mandó que se le diese elcuerpo. Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña: y revuelta una grande piedra a la puerta del sepulcro, se fue.”

Ni el mismo Señor que venía del cielo (Juan 3:13 p.p.), se fue al cielo cuando murió, como lo mostraron los versos en el libro de Mateo.
Primero tenía que ir al SEPULCRO, y después de estar en la tumbatres días y tres noches RESUCITAR de entre los muertos, para que se cumpliesen las Escrituras.
“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo fue muerto por nuestros pecados conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras.”
(I Corintios 15: 3-4).

Jesucristo es el primogénito de los muertos, esto es, el primero enresucitar de los muertos y continuar viviendo para siempre; él triunfó sobre el infierno (sepulcro) y la muerte. (I Corintios 15: 20).

ÉL tiene las llaves, el espíritu, el conocimiento y el poder para resucitar de los muertos y salir de la tumba (Juan 10: 17-18). “Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere: La muerte no se enseñoreará más de él”. (Romanos 6:9).Jesús dice en el libro de Juan 5: 25: “De cierto, de cierto os digo: vendrá hora, y ahora es cuando los muertos oirán la voz del hijo de Dios: Y los que oyeren vivirán”. Oír la voz del hijo de Dios para obedecerle, y guardar sus mandamientos es la llave para resucitar de los muertos y salir de la tumba (el infierno).

Él fue obediente hasta la muerte y muerte de cruz (Filipenses 2. 8). Estaenseñanza no es nueva; Adán la conocía, Noé, Abraham, Moisés, Job y los profetas.

Samuel dijo: “¿Tiene Jehová tanto contentamiento con los holocaustos y victimas, como en obedecer a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios; y el prestar atención que el sebo de los carneros”. (I Samuel 15: 22).

El rey David sabía que obedecer a Dios lo libraría del infiernoy de la muerte.
El mismo dice en el Salmo 49:15: “Empero Dios redimirá mi vida del poder de la sepultura, cuando me tomará”.

El profeta Oseas también dice en el capítulo 13:14. “De la mano del sepulcro los redimiré, librarélos de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh sepulcro; arrepentimiento será escondido de mis ojos”.

De la misma manera el Señor...
tracking img