Lo de la soga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PABLO Y LA SOLIDARIDAD CRISTIANA

Hech 11,27-30; 24,17; Gal 2,10;

1 Cor 16,1-4; 2 Cor 8-9; Rom 15,25-31

Pbro. Lic. OSCAR TAPIA

▪ Vocabulario:

- diakoni,a (diaconìa): servicio, ayuda (Hech 11,29; Rom 15,25-26.31; 2 Cor 8,4.19; 9,1.12)

- evlehmosu,nh (elemosyne): limosna, obra buena (Hech 24,17)

- logei,a (logeia): colecta (1 Cor 16,1-2)

-koinwni,a (koinonìa): comunión (Rom 15,26; 2 Cor 8,4)

- ptwco.j (ptôjos): pobre (Rom 15,26; Gal 2,10)

- ptwcei,a (ptôjeia): pobreza (2 Cor 8,2.9)

- evptw,ceusen (eptôjeusen): hacerse pobre (2 Cor 8,9)

▪ Introducción:

“Las dos colectas mencionadas (repetidas veces) en el Nuevo Testamento fueron realizadas a favor de los hermanos judeo-cristianos: para los de Judea,en Antioquía (Hech 11,28-30); para los de Jerusalén, en Galacia, en Corinto, en Macedonia y Acaya (1 Cor 16,1-4; 2 Cor 8-9; cfr. Rom 15,25-28). Pablo, promotor de la segunda, le da una importancia especial, pues ve en su donación y en su aceptación (Rom 15,31) una señal de unidad conseguida entre las comunidades de origen pagano y judío. Estas colectas se pueden relacionar con la costumbre judíadel impuesto religioso para el Templo de Jerusalén”.[1]

Los varios textos que mencionan la colecta, tomados tanto de la fuente de san Lucas, como de las cartas proto-paulinas, permiten observar el lugar y la importancia que tienen los pobres en la tarea pastoral de Pablo, como así también el aprendizaje solidario que hicieron los primeros cristianos de las instrucciones del apóstol de losgentiles.

Conscientes que estos textos no agotan el tema social en Pablo, ni mucho menos su acción y dedicación a los pobres, proponemos una lectura profundizada de los mismos. Sin ser exhaustivos en el análisis, ofrecemos algunos elementos para una “Lectio divina”, que nos permita buscar iluminación en la Palabra de Dios, bajo la guía del gran Apóstol, en nuestro discernimiento paraafrontar la crisis global, que lógicamente tiene sus repercusiones en nuestra institución educativa.

Hech 11,27-30

Ante la situación de hambre en el tiempo del emperador Claudio, profetizada por Àgabo, la comunidad de Antioquía envía a Pablo y Bernabé a llevar los recursos aportados por “cada uno, según sus posibilidades, para los hermanos de Judea”.[2]

“De una carestía enJudea hacia mediados de los años 40 d.C. habla Flavio Josefo en el tiempo de los gobernadores romanos Fado y Tiberio Alejandro, el nieto de Filón de Alejandría, 44-47 d.C. Bajo el reinado de Claudio del 41 al 54 d.C. se tiene noticia de frecuentes carestías, atribuidas por Suetonio a la sequía. En particular se recuerdan las carestías de los años 42 y 52 d.C. “[3]

Algunos piensan que el“Concilio” se originó con motivo del viaje de Pablo y Bernabé a Jerusalén para llevar la colecta, pues siguiendo la Carta a los Gálatas donde Pablo habla de un segundo viaje a Jerusalén que coincide en la problemática con Hech 15, opinan que Lucas duplicó la información, pero que en realidad se trata de un viaje con dos motivos, la colecta y la problemática de la relación entre cristianos provenientesdel judaísmo y aquellos provenientes del paganismo.[4]

Lo cierto es que Hech 11,27-30 explica que fue con motivo del hambre universal en tiempos de Claudio. Esta hambre (sequía del 46 y año sabático del 47/48) se extendió por todo el imperio.

El texto bíblico:

- La comunidad de discípulos determinan enviar una “ayuda” (diakoni,a diakonìa);

- La ayuda es según “laposibilidad de cada uno”;

- Envían la “ayuda” a los “presbíteros”, es decir a los dirigentes de la comunidad, pues los apóstoles habían tenido que salir de Jerusalén;

- Envían la ayuda a través de “las manos” de Saulo y Bernabé, es decir de discípulos designados por la comunidad antioquena.

A la luz de la Palabra de Dios, podríamos interrogarnos: “¿Cómo vivir hoy la...
tracking img