Lo Posthumano Como Concepto Filosófico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 9 (2244 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 6 de julio de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alternativas de lo posthumano. Textos reunidos

Oscar del Barco, Buenos Aires, Caja Negra, 2010, 286 páginas
(edición al cuidado de Gabriel Livov y Pablo Gallardo)


Sin peyote: ¿la palmera y la música serían ese movimiento
único, esa armonía brillante?
Sí, gritaba mi cuerpo con todas sus fuerzas; sí, sí;
pero para verlo hay que abrirse, romper el cuerpo,
disolvernos en la gran ola delmundo
(Oscar del Barco).


Probablemente hasta el año 2004 Oscar del Barco (1928) haya sido un ilustre desconocido para una gran parte del mundillo cultural porteño. (La) nobleza obliga la pregunta: ¿qué pasó por aquel entonces? Una carta de O. del B. a la redacción de la revista cordobesa La intemperie, en la cual retomó el mandato bíblico no matarás, desató un debate muy importante acerca dela política y la violencia durante los años sesentas y setentas que de algún modo continua hasta nuestros días. Asimismo, dicho debate implicó a algunos de los intelectuales más destacados de la Universidad de Buenos Aires como León Rozitchner y Eduardo Grüner, entre otros. De todos modos, como este espacio no es el más apropiado para desarrollar esta polémica tan extensa, a quienes les interesese les pueden recomendar los dos volúmenes del libro No matar: sobre la responsabilidad editado por el sello editorial de la Universidad Nacional de Córdoba en los años 2007 y 2010 respectivamente.
Pero antes de la polémica en cuestión, libros como La intemperie sin fin (reeditado por Alción en enero de 2008) o El Otro Marx (reeditado por Milena Caserola en noviembre del mismo año) no eranmuy asociados con ensayos filosóficos escritos por O. del B. Solamente permanecía su nombre en el registro cultural de la izquierda argentina como impulsor -junto a José Aricó- de la revista marxista Pasado y Presente, luego de su expulsión del Partido Comunista en 1963. En este sentido, Alternativas de lo posthumano ofrece una interesante selección de escritos políticos, literarios, estéticos, yfilosóficos de O. del B. a lo largo de casi cuatro décadas.
Dada la extensión de los textos y la diversidad de las temáticas abordadas, este comentario se centrará específicamente en los nudos problemáticos que consideramos –arbitrariamente, por supuesto- más relevantes del pensamiento de O. del B., dejando algunos otros para otra oportunidad.
En primer lugar, A. de lo p. se presenta comoun libro fragmentario puesto que el primer apartado temático se centra casi exclusivamente en el sustrato político originario –la muerte del marxismo-leninismo y la dominación técnica en el capitalismo contemporáneo- de la obra del pensador cordobés; mientras que el segundo apartado gira en torno a especulaciones teóricas y experiencias prácticas vinculadas a la poesía, la mística, el consumo desustancias alucinógenas y el acaecer de la pintura. Sin embargo, a medida que el libro va revelando la conformación de una singular constelación delbarquiana compuesta por diversos puntos teóricos de referencia (Marx, Artaud, Nietzsche, Bataille, Heidegger, Wittgenstein, Blanchot, Derrida, etc.), la rígida fractura temática se disuelve progresivamente hasta alcanzar un profundo carácter unitarioen donde se anudan la teología postmetafísica con la política y el pensamiento conceptual con la videncia de los enteógenos.
En esta línea del Barco señala que “los hombres siempre buscaron acceder al espacio de lo sagrado mediante la utilización de sustancias que les permitan romper la clausura de la individuación y acceder a un contacto íntimo con lo divino. (…) Se trata de lo que estáafuera del lenguaje, con lo cual se dice que es un problema del lenguaje, sí, pero no del lenguaje hacia el interior de sus límites, y tampoco del sentido del decir, sino de lo que está afuera indecible y sosteniendo el lenguaje en su íntimo más allá. En este afuera ilimitado es donde penetra este texto, este lenguaje” (pp. 260-261). Y con respecto a las reiteradas protestas de Nietzsche –“¿Se me...
tracking img