Lo que dice oms de la ablacion por 3.objetivos 2.1 objetivo general 2.1.1 evaluar las acciones tomadas para favorecer la eliminación de la practica de la ablación y los avances en la materia. 3 .2 objetivos especificos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mutilación genital femenina: un delito culturalmente condicionado1 M. Elena Torres Fernández Universidad de Almería etorres@ual.es Índice: I. Introducción. II. La respuesta penal a la mutilación genital femenina: el delito de mutilación genital. III. Condicionantes culturales en la práctica de la mutilación genital femenina y su posible tratamiento en la exigencia de responsabilidad penal I.Introducción “Me hallaba en Los Angeles para dar una charla sobre la mutilación genital femenina. Accedí a hablar, aun cuando me resultaba difícil. En 1995 violé un fuerte tabú tradicional y hablé públicamente de mi propia circuncisión. Me había convertido en portavoz de Naciones Unidas para este asunto, pero cada vez que hablaba de ello despertaba en mí dolorosos recuerdos emocionales y físicos.Lo cierto es que cuando era pequeña le suplicaba a mi madre que me lo hicieran, pues había oído que me haría limpia y pura. Cuando no era más alta que una cabra, mi madre me sujetó mientras una anciana me seccionaba el clítoris y la parte interna de la vagina y cosía la herida. No dejó más que una minúscula abertura, del tamaño de la cabeza de una cerilla, para orinar y menstruar. En su momento yono tenía idea de lo que estaba ocurriendo, ya que nosotros jamás hablábamos de ello. Era un tema tabú. Mi hermosa hermana Halimo murió a consecuencia de aquello. Aunque nadie de mi familia me lo dijo, estoy segura de que se desangró o murió de una infección. La mujeres midgaan que practican la circuncisión utilizan una cuchilla o un cuchillo afilado en una piedra para hacer el corte. En lasociedad somalí se las considera intocables, ya que proceden de una tribu que no es descendiente del profeta Mahoma. Usan una pasta de mirra para detener la hemorragia, pero cuando las cosas van mal no tenemos penicilina. Más adelante, cuando una chica se casa, en la noche de bodas, el novio intenta abrir a la fuerza la infibulación de la novia. Si la abertura es demasiado pequeña, se abre con uncuchillo. Después de años de lucha, me di cuenta de que en realidad es una mutilación, pero así y todo me sentía angustiada cuando hablaba del tema: temía que algo malo pudiera pasarme por violar el código de silencio”. Waris Dirie, Amanecer en el desierto. 2002. Estas líneas del testimonio de Waris Dirie, modelo somalí de reconocimiento mundial y sometida en su infancia a la ablación del clítoris, sacana la luz los distintos
Este trabajo tiene como punto de partida el texto de la ponencia ofrecida en el Seminario “Mutilación Genital Femenina: aplicación del derecho y desarrollo de buenas prácticas en su prevención”, celebrado en la Universidad de Valencia los días 30 y 31 de octubre de 2008, elaborado y enriquecido con la bibliografía más reciente tras la puesta en común que supuso dichoseminario.
1

1

aspectos que están presentes bajo tal práctica tradicional extendida en un importante grupo de países, en su gran mayoría de África. En ellas se nos muestra el peso de la tradición, la ignorancia, la gravedad de sus consecuencias en la salud, el inmenso dolor, el temor y la sumisión de las mujeres que la padecen. La mutilación genital femenina consiste en la eliminación total oparcial de los genitales femeninos externos u otras lesiones en los mismos órganos por razones culturales o religiosas o por otros motivos no terapéuticos2. La ablación comprende una serie de prácticas que alcanzan todas ellas a la supresión, total o parcial, de los genitales externos y que provocan problemas de salud permanentes e irreversibles a quienes la padecen, si bien bajo esa denominaciónse agrupa un conjunto de actuaciones heterogéneas y de distinto alcance en la salud femenina3. En la actualidad la mutilación genital es una realidad que afecta a más de 135 millones de mujeres en todo el mundo, y a la que son sometidas en torno a 2 millones de niñas y adolescentes cada año4. Las graves consecuencias de tal práctica, que pesan sobre la salud a lo largo de toda la vida de las...
tracking img