Locscar men

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1046 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando éste salió se llenaron de alegría los corazones de Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah e Iqui-Balam. Grandemente se alegraron cuando amaneció. Y no eran muchos los hombres que allí estaban; sólo eran unos pocos los que estaban sobre el monte Hacavitz. Allí les amaneció, allí quemaron el incienso y bailaron, dirigiendo la mirada hacia el Oriente, de donde habían venido. Allá estaban susmontañas y sus valles, allá de donde vinieron Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah e Iqui-Balam, así llamados. Pero fue aquí donde se multiplicaron, en la montaña, y ésta fue su ciudad; aquí estaban, además cuando aparecieron el sol, la luna y las estrellas, cuando amaneció y se alumbró la faz de la tierra y el mundo entero. Aquí también comenzaron su canto, que se llama Camucú; lo cantaron, perosólo el dolor de sus corazones y sus entrañas expresaron en su canto.

- ¡Ay de nosotros! En Tulán nos perdimos, nos separamos, y allá quedaron nuestros hermanos mayores y menores. ¡Ay, nosotros hemos visto el so!!, pero ¿dónde están ellos ahora que ya ha amanecido? -les decían a los sacerdotes y sacrificadores de los yaquis.

Porque en verdad, el llamado Tohil es el mismo dios de los yaquis,cuyo nombre es Yolcuat-Quitzalcuat.

Nos separamos allá en Tulán, en Zuiva, de allá salimos juntos y allí fue creada nuestra raza cuando vinimos, decían entre sí.

Entonces se acordaron de sus hermanos mayores y de sus hermanos menores, los yaquis, a quienes les amaneció allá en el país que hoy se llama México. Había también una parte de la gente que se quedó allá en el Oriente, los llamadosTepeu Olimán, que se quedaron allí, dijeron.

Gran aflicción sentían en sus corazones allá en el Hacavitz; lo mismo sentían los de Tamub y de Ilocab, que estaban igualmente allí en el bosque llamado Amac-Tan, donde les amaneció a los sacerdotes y sacrificadores de Tamub y a su dios, que era también Tohil, pues era uno mismo el nombre del dios de las tres ramas del pueblo quiché. Y también es elnombre del dios de los rabinaleros, pues hay poca diferencia con el nombre de Huntoh, que así se llama el dios de los rabinaleros; por eso dicen que quisieron igualar su lengua a la del Quiché.

Ahora bien, la lengua de los cakchiqueles es diferente, porque era diferente el nombre de su dios cuando vinieron de allá de Tulán-Zuiva. Tzotzihá Chimalcán era el nombre de su dios, y hablan hoy unalengua diferente; y también de su dios tomaron su nombre las familias Ahpozotzil y Ahpoxá, así llamadas.

También se cambió la lengua del dios, cuando les dieron su dios allá en Tulán, junto a la piedra; su lengua fue cambiada cuando vinieron de Tulán en la oscuridad. Y estando juntas les amaneció y les brilló su aurora a todas las tribus, estando reunidos los nombres de los dioses de cada una delas tribus.

X

Y ahora referiremos su estancia y su permanencia allá en la montaña, donde se hallaban juntos los cuatro llamados Ba1am-Quitzé, Ba1am-Acab, Mahucutah e Iqui-Ba1am. Lloraban sus corazones por Tohil, Avi1ix y Hacavitz a quienes habían dejado entre las parásitas y el musgo.

He aquí cómo hicieron los sacrificios al pie del sitio donde pusieron a Tohil cuando llegaron apresencia de Tohil y de Aviliz. Iban a verlos y a sa1udarlos y darles gracias también por la llegada de la aurora. Ellos estaban en la espesura, entre las piedras, allá en el bosque. Y sólo por arte de magia hablaron cuando llegaron los sacerdotes y sacrificadores ante Tohil. No traían grandes presentes, sólo resina, restos de goma noh y pericón quemaron ante su dios.

Y entonces habló Tohil; sólo porun prodigio les dio sus consejos a los sacerdotes y sacrificadores. Y ellos (los dioses) hablaron entonces y dijeron:

- Verdaderamente aquí serán nuestras montañas y nuestros valles. Nosotros somos suyos; grandes serán nuestra gloria y nuestra descendencia por obra de todos los hombres. De ustedes son todas las tribus y nosotros, sus compañeros. Cuidad de su ciudad y nosotros les daremos su...
tracking img