Loic wacquant

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1392 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
«LAS CÁRCELES DE LA MISERIA»
LOÏC WACQUANT Alianza Editorial Madrid, 2000 Loïc Wacquant, profesor de Sociología en la Universidad de California-Berkeley y discípulo de Pierre Bourdieu, es miembro fundador de la asociación intelectual –y asimismo editorial «comprometida»– Raisons d´agir [Razones para actuar]. Es también colaborador habitual de Le Monde Diplomatique y ejerce notable influencia enla nueva izquierda latinoamericana, especialmente, en Argentina y Brasil, donde ha impartido cursos y mantenido presencia en los medios de comunicación. Especializado en la exclusión social, sus causas y manifestaciones, acaba de publicar «Parias urbanos» (2001), aún no editado en España, en el que amplia y profundiza en el tratamiento del tema objeto del libro que nos ocupa y que tendrácontinuación en «Castigar a los pobres», de inminente publicación. El núcleo de la obra de Wacquant es la denuncia de la progresiva implantación de una «gestión policial de la miseria», de una «peREVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES

35

213

RECENSIONES

nalización de la pobreza», en la que los excluidos sociales –subocupados, trabajadores precarios, parados, inmigrantes– soncriminalizados por el poder político a la vez que resultan desamparados por un Estado de Bienestar en regresión. Esta situación supone la imparable transferencia de recursos de las políticas asistenciales a las represivas y da lugar a una espiral viciosa, excluyente y criminógena que el autor sintetiza en el enunciado: «Difuminación del Estado económico, debilitamiento del Estado social,fortalecimiento y glorificación del Estado penal». En paralelo a ello, denuncia el salto cualitativo en la acción represiva del poder en las últimas décadas y el riesgo que ello supone para los derechos fundamentales de las minorías, en deterioro de los fundamentos mismos del Estado de Derecho. La primera parte del libro se dedica al análisis del principio de «tolerancia cero» con la delincuencia, avaladointelectualmente por Charles Murray en su obra. Losing Ground: American Social Policy 1950/1980 (1984), casi coetánea de la celebérrima Wealth and Poverty, de George Gilder (1981) con cuya concepción social se vincula argumentalmente y precedente directo de Beyond Entitlement: The Social Obligations of Citizenship (1986), obra ésta del politólogo de la Universidad de Nueva York , Lawrence Mead, quepropugna el tránsito del welfare al workfare, y la vinculación entre el trabajo social y el trabajo policial. Tales planteamientos, amplificados por una red de think tanks conservadores (tertulias, entrevistas televisivas, etc.), utilizados y convertidos en bandera electoral (Rudolph Giuliani, entonces Fiscal de New York y su Jefe de Policía William Bratton, que tras ser cesado pasó a ser incansablepropagandista) se centran en combatir la pequeña delincuencia con rigor e introducir técnicas de management y gestión por objetivos en las comisarías y la actividad policial. Sostiene Wacquant que entre 1975 y 1985 se realizó la zapa intelectual de las nociones y políticas keynesianas en el frente económi-

co y social, dando ocasión a una política de descompromiso social que tuvo como primerexponente la «teoría de la ventana rota», de James Wilson y George Kelling (1982), según la cual los pequeños desórdenes cotidianos dan paso a las grandes patologías criminales, adaptación ésta –ironiza Wacquant– del dicho francés de «quien roba un huevo, roba una vaca». La mundialización de estos planteamientos fue fulminante. Desde la advertencia del Ministro del Interior escocés Henry MeLeish–«la gente debe reconquistar la calle ( ... ) el vandalismo insensato, los grafitti y los desperdicios desfiguran nuestras ciudades ( ... ) El mensaje es que, de aquí en adelante, este comportamiento ya no será tolerado» hasta la denominada «Cruzada nacional contra el crimen» del Presidente de México, pasando por la «tercera vía» neolaborista de Tony Blair y el ministro Straw, y alcanzando al...
tracking img