Los 12 trabajos de hercules

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1848 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los doce trabajos de Hércules

Fueron impuestos por su tío Euristeo, rey de Micenas y de Tirinto, como consecuencia de los resentimientos de Hera/Juno que influyó en los demás dioses para que lo pusieran al servicio del rey. Con ellos consiguió su fama.

1º. El león de Nemea. No lejos de la ciudad de Nemea un león enorme, muy feroz e invulnerable a las armas de los hombres, devastaba toda laregión de la Argólida. Hércules mató a la fiera, que vomitaba fuego y humo, asfixiándola; al no poder despellejarla con sus armas, se sirvió de las garras de la propia fiera. Con su piel se hizo una coraza y con sus fauces un nuevo casco. 2º. La hidra de Lerna. En las lagunas de Lerna habitaba una hidra enorme que devoraba a los hombres; sus nueve cabezas se regeneraban cuando eran cortadas. Conla ayuda de su compañero Yolao, que le proporcionaba teas ardiendo, cauteriza con fuego las heridas para impedir que se regeneraran y de un tajo corta la cabeza central y la echa al fuego. Mojó sus flechas con la sangre venenosa de la hidra, cosa que le fue de gran utilidad posteriormente. 3º. La cierva de Cerinia. Por los montes de Cerinia vivía una cierva, con cuernos de oro y patas de bronce,consagrada a Artemis/Diana. Hércules debía cogerla viva. La persiguió durante un año hasta los últimos confines de la tierra y logró atraparla junto al río Ladón, aunque tuvo que herirla en una pata, lo que le valió una reprimenda de la diosa. 4º. El jabalí de Erimanto. El jabalí de Erimanto, afluente del río Alfeo, era una bestia descomunal que devastaba la región. En el camino se encontró con elcentauro Folo quien le obsequió con una cena para la que Hércules le pidió vino del tonel que el dios Dionisos/Baco había regalado a los centauros. Ante el olor del vino los centauros acudieron y se enfrentaron a Hércules quien en la contienda hirió al centauro Quilón, su maestro, el cual le había enseñado el remedio curativo. Pero el veneno de la flecha de Hércules era mortal y Quilón erainmortal; no se moría ni le cesaban los dolores y pidió a Hércules que consiguiera que se le enviara la muerte.Cazó el jabalí corriendo tras él por una llanura nevada hasta extenuarle; se lo llevó vivo a Euristeo, que asustado se escondió en un ánfora. 5º. Los establos de Augías. Augías, rey de la Élide, tenía tres mil bueyes en establos que nunca habían sido limpiados. Esto suponía un peligro y una pestepara los habitantes de la región. Augías, a quien Hércules se había presentado sin decir que era por encargo de su tío Euristeo, pensando que una persona de tal aspecto y porte no se rebajaría a aquel trabajo y que le sería imposible le ofreció la décima parte de su ganado; Hércules debía limpiarlos en un solo día. Para ello desvió el curso del río Alfeo y el Peneo, a fin de que sus aguasarrastraran el estiércol.

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffactory.com

6º. Las aves del lago Estínfalo. Una nube de aves espantosas, antropófagas, devoraban todo lo que encontraban. Tenían el pico, las alas y las garras de hierro y poseían la facultad de disparar sus plumas como flechas. No hallaba forma de abatirlas, hasta que estando al acecho Atenea se le presentó y leentregó dos poderosos címbalos de bronce que Efesto/Vulcano le había fabricado. Subió a lo alto de una cima y con el estruendo que produjo al batirlos logró ahuyentar a las monstruosas aves y abatió a muchas en pleno vuelo. 7º. El toro de Creta. El rey Minos de Creta había prometido a Poseidón sacrificarle lo primero que saliese del mar, pretextando que no tenía nada digno que ofrecerle. Poseidón hizosalir del mar un toro de gran belleza; admirado Minos lo mezcló con su manada y sacrificó al dios otro toro. Poseidón, al verse engañado, enloqueció al toro; así desolaba la isla. Hércules tomó el trabajo de domar al animal e incluso fue ayudado por el propio rey Minos; a su tío Euristeo no le impresionó tanto la belleza del toro y lo soltó; llegó a Maratón, en el Ática, donde devastaba toda la...
tracking img