Los años terribles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 30 (7500 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PERÚ EN EL SIGLO XX: UNA CONSTANTE DE FRUSTRACIONES

Por: Demetrio Rendón Willka.
E
n la parte final del proceso histórico peruano, encontramos un período plagado de golpes de estado, intentos de reforma y violencia prácticamente generalizada. Las contradicciones políticas se manifiestan con la alternancia en el poder de las diversas facciones de la gran burguesía, todas coludidas con elimperialismo norteamericano, y con las luchas de las clases dominadas cuya agudización conduce al radicalismo más extremo. En menos de medio siglo se desacreditan los partidos políticos, al punto tal que finalizando la centuria el Estado cae en manos de una banda de delincuentes que corrompe hasta límites impensados todas las esferas del poder, hecho sin precedentes a nivel mundial.
LOS AÑOSTERRIBLES
La historia que va de 1930 a 1933 constituye el período más violento de la vida peruana en la primera mitad del siglo XX. Factores internos, explicados en la prédica de José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre, y externos, principalmente la gran crisis mundial de los años 30, parecieron vislumbrar una situación pre-revolucionaria, sobre todo con el crecimiento de un partidopopular con un programa que finalmente recogía las aspiraciones de las grandes mayorías, el aprista. Por entonces, no ejercía mayor influencia el partido Comunista, que tras la muerte de Mariátegui pareció entrar en letargo. Pero vastos sectores no politizados, sobre todo las gentes pobres de las ciudades, votaron masivamente por el golpista Sánchez Cerro, líder que fue catapultado por laoligarquía ansiosa de mantener el control del estado.
Quiso el aprismo llegar por la vía electoral al poder y fracasó. Peor fracaso aún, según algunos analistas, fue que no aceptara el triunfo de Sánchez Cerro, pues al fin y al cabo éste hubiera gobernado sólo cinco años, luego de los cuales el partido de Haya de la Torre, captando mayores adherentes a su trinchera de oposición, no hubiese tenidoproblemas para llegar por la vía legal a palacio, en 1936. Participando de un peligroso juego dual, a la vez que proclamó desconocer la elección de Sánchez Cerro el aprismo tuvo representantes en la Asamblea Constituyente de 1933. Algunos sectores se radicalizaron entonces, sin que sus líderes pusiesen apaciguarlos. No sólo integraban esos sectores los cuadros provenientes del proletariado urbano y ruraly la intelectualidad progresista; también simpatizaban y hasta militaban en el aprismo radical jefes, oficiales y clases de la Fuerza Armada. De allí que en estos años terribles, como los define Enrique Chirinos Soto, las protestas populares fueran aparejadas con sublevaciones dirigidas por militares.
Uno de ellos puso ser cabeza de revolución, el Zorro Jiménez, que alzado en armas y derrotadoterminó asesinado, o se suicidó según dijo la versión oficial. Y el punto culminante de la insurgencia fue la revolución aprista de Trujillo, el año 1932, con derramamiento de sangre sin precedentes, de apristas y militares. Haya, prisionero a la sazón en Lima, fue tal vez ajeno a ella, pero su hermano Agustín figuró como líder. Tropas de aire, mar y tierra terminaron con un movimiento quepretendió, a decir de sus proclamas, la forja de un nuevo Perú. Se la buscó por la vía de las armas, es cierto, pero no hay cambio de esa índole que no haya necesitado de la violencia desde abajo para terminar con la violencia desde arriba, aserto avalado por César Vallejo, la más grande personalidad coetánea. Después de esa experiencia la dirigencia aprista se apartó definitivamente de esa vía,sepultando para siempre los mensajes aurorales del aprismo.
Epílogo de la anarquía política, que nadie quiso evitar y que todos más bien azuzaron, fue el asesinato del presidente Sánchez Cerro, hecho del que se responsabilizó a un militante aprista. El magnicidio dio pretexto a los oligarcas para demandar mano férrea en el poder, y entonces volvió a la presidencia el general Oscar R. Benavides,...
tracking img