Los adolescentes y los duelos modernos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13614 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
Psicología del Desarrollo y del Aprendizaje I

Profesora: Lic. Maricel Mangas

Trabajo Práctico Nº 2
El presente trabajo corresponde a los EJES 2 y 3 abordados en la 2º y 3º Semana intensiva: Abril y Junio de 2010
Fecha de Entrega: del 12 al 22 de Julio

Primera Parte

En el EJE 1 se presentaron diferentes modelos que explican eldesarrollo y el aprendizaje. Cada uno de ellos presenta una concepción de ser humano, de conocimiento y de sujeto que aprende y que enseña, haciéndolos poco ingenuos y no neutrales. Por lo tanto, detrás de cada práctica docente existe un modelo explicativo, que merece ser reconocido para poder pensar en una posible intervención, nuestras prácticas tampoco son ingenuas ni neutrales.
Las consignasde la 1º Parte, pueden resolverse en forma grupal.

Consigna 1:
a) Entreviste a una persona de sesenta años de edad o más. Pídale que relate recuerdos referidos a su infancia y adolescencia. Tome nota.
“Tengo 68 años y trataré de plasmar en pocas líneas ese tiempo feliz, que el alma añora.
Viví en el campo, con mis padres y hermanos, hasta que ingresé a cuarto grado, porque debí  partirde mi hogar paterno para seguir los estudios primarios, recalando en el pueblo, donde residían mis abuelos maternos que me cobijaron, durante  dos años. (Abuelos….qué importante en nuestras vidas…..)
Del tiempo completo que viví en MI CASA (hasta los 9 años), sólo tengo recuerdos felices, de mucho afecto, contención, respeto, apoyo escolar ; de eso se encargaba mi madre; no se iba a la escuela sisaber y cumplir con los deberes que dictaba “ la  SEÑORITA”.
No sabía, por entonces, si económicamente, mis padres, estaban bien o mal, pero tenía juguetes, que cuidaba con mucho celo, también nos lo proveíamos con elementos que eran desechados por los mayores y que valían a nuestra creatividad y compartíamos con nuestros primos o los hijos  de los amigos de mis padres, cuando nosencontrábamos, lo cual era una FIESTA; por entonces jugábamos y  disfrutábamos plenamente cada momento compartido; aún teniendo pocas cosas para jugar.
Me festejaban los cumpleaños;  llegaba el Niño Jesús (hoy Papá Noel) dejando un árbol navideño, de pino natural, cargado de golosinas; que al despertar el día 25 encontrábamos al pie de nuestras camas (lo tengo muy presente). También llegaban los Reyes Magos.Salíamos en familia y no se producían cuestiones adversas; todo era disfrute, aún, siendo nuestros padres complacientes, en la medida de sus posibilidades, seguramente, los niños no cuestionábamos.
El gran cambio en mi vida se produce, cuando mis padres disponen la continuidad de mis estudios primarios en un colegio religioso; al que ingreso, para cursar sexto grado, como pupila, dondepermanecí hasta culminar mi carrera docente. A partir de entonces fui visita, esporádica, en mi casa. Puede resultar, para algunos, inentendible que así me exprese; porque hoy, con seguridad, ningún joven aceptaría (o soportaría) el pupilado, como en aquellos tiempos. (No estudié en Gral. Villegas)
A partir del ingreso al colegio religioso, yo, decidí mi vida.; nadie se encargaba, estando dentro, de loque necesitara o me pasara. Debía resolver y hacer. (Será la causa de mi férreo carácter?).
Tiempo. Mi sólida formación religiosa, mis principios éticos se solidificaron en ese lapso de mi vida.
No todas las monjas (27—28) eran tan severas, recuerdo una (Hna. Teresa Moyano) que admiraba mucho, de buen trato, hermana de una compañera de curso, dibujaba y pintaba perfecto. A ella, le copié sucaligráfica letra, que me acompañó durante mi estancia en las aulas.
En tiempos de clases, desde el colegio, no había salidas a la calle; salvo los domingos, durante media hora.
En vacaciones, en mi pueblo, íbamos al Club, a bailar, a ver llegar el tren, nos juntábamos a charlar….
Las salidas nocturnas eran acompañadas por mayores, que no dificultaban, para nada, nuestra diversión.
No se...
tracking img