Los buenos tratos en la infancia: parentalidad, apego y resilencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3253 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo Práctico 1
Los buenos tratos en la infancia: parentalidad, apego y resilencia

Montevideo, Abril 12, 2010

Barudy sostiene que para asegurar el buen trato de los niños debemos basarnos en los paradigmas teóricos que contribuyeron a revelar las necesidades fundamentales de los niños.
Basándose en el modelo propuesto por Félix López (López, F., 1995) es que llegan a establecerun inventario de las necesidades de los niños. En cuanto al modelo propuesto por López, se puede decir que este consta de dos aplicaciones prácticas; la primera sostiene que para que la función parental de una familia sea posible es necesario contar con los aportes y el apoyo social de toda la comunidad. La segunda es que esta lista puede ayudar a todos los adultos a comprende las dificultades delos padres en general.
Son consideradas cuatro necesidades básicas. Por un lado tenemos las necesidades fisiológicas, donde se establece que los niños tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades básicas, como pueden ser la de existir y permanecer vivo y con buena salud, estar protegido de los peligros reales que pueden amenazar su integridad, vivir en condiciones adecuadas, entre otras.El segundo grupo de necesidades básicas es la de lazos afectivos seguros y continuo. En ella se establece que la satisfacción de dichas necesidades le permite al niño vincularse con sus padres y desarrollar un sentimiento de pertenencia a una comunidad. La esfera afectiva del buen trato se constituye por la necesidad de vínculos, donde los vínculos que los niños establecen con sus padres originanla experiencia de pertinencia y de familiaridad. Bolwolby (1972) afirma que la necesidad de vínculos es la responsable, entre otras cosas, del desarrollo de la empatía y de la seguridad de base de los niños (Bolwolby, J., 1972). A su ves, la esfera afectiva del buen trato se constituye por la necesidad de adaptación y la de ser importante para el otro; la primera se satisface cuando el niño recibegestos y palabras que le confirman y le acogen; la necesidad de ser importante para el otro, en cuanto a una familia, esta necesidad es satisfecha en el “proyecto” que los padres tienen para sus hijos. Este proyecto es complejo, ya que pone en juego componentes tanto psicológicos como sociológicos. Y es en los vínculos de lealtad existentes entre los padres y los hijos donde es forjada esta“delegación” (Stierlin, H. et al,. 1981). Y es mediante la permisión de dicha delegación que la vida de los niños adquieren una dirección y un sentido que es inscripto en la historia de los derechos que contribuyen a asegurar la continuidad de los cuidados a los largo de las generaciones.
Al basarse en el modelo propuesto por Stierlin, Barudy define tres formas de trastornos en el proceso dedelegación; por un lado tenemos las delegaciones que implican una sobrecarga para los niños: en ellas las misiones que se le han confiado al niño sobrepasan sus capacidades físicas, psicológicas y sociales. En segundo lugar encontramos la delegación de misiones contradictorias; en esta encontramos situaciones donde varios adultos le piden al niño que lleve a cabo tareas contradictorias, que por lo generalson incompatibles. En último lugar tenemos la delegación de “traición”, donde el niño es utilizado por un padre en contra del otro.
Dentro de las necesidades cognitivas encontramos que en un modelo de buen trato los adultos deben satisfacer las necesidades cognitivas de la estimulación; donde estimular a los niños es alimentar sus necesidades de crecer y desarrollarse; las necesidades deexperimentación; esta necesidad es indispensable para que los niños entren en relación con su medio; y por ultimo la necesidad de refuerzo; donde los niños necesitan que los adultos les manifiesten su apoyo y alegría por los esfuerzos y logros que realizan al ir creciendo.
Para llegar a ser una persona el niño tiene derecho a desarrollar un sentimiento de pertenencia social. De esto es de lo que...
tracking img