Los derechos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2081 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 13 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DENUNCIA DEL DEPARTMENTO CONTRA LA TORTURA Y TRATOS INHUMANOS

DE LA COMISÍON NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS JOSÉ MARTÍ DE LA REPÚBLICA DE CUBA

En la prisión para hombres de Guamajal, en Santa Clara, provincia de Villa Clara, fue golpeado el recluso Juan Enrique Jústiz Vicent, por el militar Aníbal Gómez Samblas, el que es reeducador. El hecho ocurrió cuando a la oficina del militar llego elrecluso Vicent, solicitando una enguatada para cubrirse del frío. Fue ignorada su peticion por el militar y ello ocasionó de que el recluso se quejara en una visita de inspección, ante el director del penal que se llama Luis Pérez Alcántara. En un acto de agresividad, el militar Anibal Gómez, golpeó salvajemente con una silla, al recluso el que se encuentra enfermo y padece de hepatitis. El reclusoanteriormente ya había solicitado asistencia médica, ella le había sido negada. En este mismo penal varios reclusos duermen en el piso húmedo, frío por falta de tablas y colchones para sus camas, no hay luz eléctrica por la noche, lo que ocasiona disturbios, hurtos, desordenes de todo tipo. Las autoridades no han resuelto el problema de la iluminación y le piden a los familiares que lo resuelvan.Habló: Angel Campos y c.í.a voces de la institución

GRABADO POR LA VOZ DE LA FUNDACION, ORGANO INFORMATIVO DE LA FUNDACION NACIONAL CUBANO AMERICANA

La Pena de Muerte

por María Elena Walsh

------------------------------------------------------------------------

Fui lapidada por adúltera. Mi esposo, que tenía manceba en casa y fuera de ella, arrojó la primera piedra,autorizado por los doctores de la ley y a la vista de mis hijos.

Me arrojaron a los leones por profesar una religión diferente a la del Estado.

Fui condenada a la hoguera, culpable de tener tratos con el demonio encarnado en mi pobre cuzco negro, y por ser portadora de un lunar en la espalda, estigma demoníaco.

Fui descuartizado por rebelarme contra la autoridad colonial.

Fuicondenado a la horca por encabezar una rebelión de siervos hambrientos. Mi señor era el brazo de la Justicia.

Fui quemado vivo por sostener teorías heréticas, merced a un contubernio católico-protestante.

Fui enviada a la guillotina porque mis Camaradas revolucionarios consideraron aberrante que propusiera incluir los Derechos de la Mujer entre los Derechos del Hombre.

Mefusilaron en medio de la pampa, a causa de una interna de unitarios.

Me fusilaron encinta, junto con mi amante sacerdote, a causa de una interna de federales.

Me suicidaron por escribir poesía burguesa y decadente.

Fui enviado a la silla eléctrica a los veinte años de mi edad, sin tiempo de arrepentirme o convertirme en un hombre de bien, como suele decirse de los embriones en elclaustro materno.

Me arrearon a la cámara de gas por pertenecer a un pueblo distinto al de los verdugos.

Me condenaron de facto por imprimir libelos subversivos, arrojándome semivivo a una fosa común.

A lo largo de la historia, hombres doctos o brutales supieron con certeza qué delito merecía la pena capital. Siempre supieron que yo, no otro, era el culpable. Jamás dudaron deque el castigo era ejemplar. Cada vez que se alude a este escarmiento la Humanidad retrocede en cuatro patas.

La implacable vara de la justicia en EEUU

Washington.- La sentencia de muerte contra Timothy McVeigh, considerado el 'enemigo número uno' de EEUU, por el atentado contra un edificio federal en Oklahoma refleja que la vara de la justicia norteamericana es implacable cuando se trata decalmar la indignación pública.

A pesar de que el Estado de Colorado las condenas capitales son muy raras, el jurado de Denver no dudó en sentenciarla. Y es que los familiares de las 168 víctimas del atentado la pedían a gritos; mientras que en las calles, la mayoría de los norteamericanos la apoyaban.

Según una encuesta realizada recientemente por Newsweek, 71% de los norteamericanos se...
tracking img