Los derechos a la intimidad y al honor frente al derecho a la información. un conflicto cotidiano.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3123 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los derechos a la intimidad y al honor frente al derecho a la información. Un conflicto cotidiano.
Jordi Botella García
Las habituales querellas por presuntas violaciones de los derechos a la intimidad, el honor y la propia imagen por parte de personajes de la farándula y otros hechos de la actualidad, como la posible creación de consejos audiovisuales que puedan retirar las licencias a mediosque difamen con asiduidad, tienen en común el clásico conflicto entre los derechos nombrados y el derecho a la información, todos ellos recogidos en la actual Constitución española de 1978.
Estos derechos, como el resto de derechos fundamentales, no son absolutos en tanto que pueden limitarse en caso de conflicto entre ellos o en nombre de la justicia o la seguridad pública. Así, la vivienda deun ciudadano está protegida por el derecho a la intimidad, el cual puede verse superado eventualmente por el derecho a la información siempre que la intromisión esté justificada por el interés público, reconocido en último instancia por los tribunales.
La publicación de unas cintas de video registradas en la casa de Josep Maria Cullell, exconsejero de Política Territorial y Obras Públicasde la Generalitat, no comportó ninguna condena a El Triangle, el medio que las publicó. Las cintas eran una prueba ducumental de la implicación de Cullell en un caso de corrupción y la Audiencia de Barcelona consideró que, pese a la utilización de métodos ilegales para la obtención de las cintas, El Triangle no debía ser sancionado. De esta manera, el derecho a la información prevaleció portratarse de un personaje público que merece un especial escrutinio por parte de la opinión pública.
Tales consideraciones sólo pueden establecerse en un Estado de derecho en el que los ciudadanos han sancionado una Constitución que garantiza una serie de derechos y han aprobado la existencia de una sistema jurídico que vela por su complimiento. La dignidad de la persona aparece en la CE comotrasfondo para la protección del desarrollo de su personalidad.
Lo recogido en los artículos 20.1.a. y 20.1.d. de la CE representa lo que se entiende como el derecho a la información, el cual capacita a los ciudadanos a transmitir y recibir información veraz, pero con limitaciones. Este derecho respalda, por tanto, la libertad para recibir y comunicar mensajes y, a su vez, se considera propio deun Estado democrático liberal que precisa de una opinión pública informada y crítica, un bien inseparable del concepto de democracia. El derecho a la información, en consecuencia, es un derecho social porque promueve el debate entre los ciudadanos, aunque también se puede considerar como un derecho con beneficios individuales, como la mejora de la capacidad de decisión de cada ciudadano.Los derechos recogidos en el artículo 18.1 de la CE no habían aparecido en anteriores constituciones y son aquellos que conceden un poder para proteger “lo referente a la esencia del ser humano y las cualidades que lo integran de los ataques o afrentas que pudiera recibir”1. Hay autores, como Eduardo Novoa, que entienden estos derechos como meramente individuales: “El derecho a la vida privada,aunque tenga por finalidad la protección jurídica de una manifestación de la personalidad del hombre, mira solamente al ser humano en lo individual”.
En mi opinión, los derechos de la personalidad tienen una dimensión social, ya que buscan satisfacer las necesidades de las personas de estar consigo mismas (the right to be let alone) y al hacerlo contribuyen a la armonía social. Quiero decirque psicológicamente la intimidad es necesaria y si ésta no es posible la vida social se ve resentida. Una prueba de ello es la notiacibilidad y el posterior boom del programa televisivo Gran Hermano, en el que sus concursantes renunciaron a su intimidad, un hecho inédito hasta ese momento. Ni siquiera los personajes públicos desean renunciar a momentos de intimidad. De hecho, cuando ésta se ve...
tracking img