Los diez mandamientos del siglo xxi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1316 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL SIGLO XXI.

Amaras a Dios sobre todas las cosas, No tomaras el nombre de Dios en vano, No desearas la mujer del prójimo, y No Codiciaras los bienes ajenos.

Así como estos y el resto de los mandamientos de la Ley de Dios, son normas o reglas impuestas a la vida del hombre para que haga el bien, sea buena persona, vaya por el camino del correcto.

Mirando estosmandamientos desde la perspectiva normal del hombre, él podría ser fiel a ellos y vivir según la ley; ésta que nos dio Dios nuestro Padre para que juntos como una sola familia viviéramos amándonos.

Pero desafortunadamente a través de la historia, se ha demostrado que el hombre, en toda su racionalidad, siempre ha querido ser superior a su semejante y así como adoró a muchos dioses, terminavenerando a uno que es invisible y que le prometió mejor vida. Pero todo no queda ahí, es en ese mismo grado de superioridad del hombre que éste lo quiere dominar y aparecen las religiones, que en la actualidad, son dirigidas por lideres mundiales, sacerdotes, y pastores quienes han aprovechado las distintas versiones bíblicas que han surgido, para con ellas dominar al hombre y todo cuanto predican,concluyendo que es designio divino.

Con base en lo anterior, considero que el amor de Dios esta expresado en todo lo bueno y bello que es el mundo, el ser humano, su relación con el otro, y es a través de todo esto que Dios contextualiza ese amor que debemos de tenerle, porque somos sus hijos, creados a imagen y semejanza y nunca un Padre quiere algo malo para su hijo.

Por esto no creo en elDios “castigador” que a veces en ciertas predicas he escuchado, si Dios es lo bueno, es el amor, nosotros sus hijos estamos en este mundo para recibir bien, sin condiciones o castigos.

Y ahora bien, el amor de Dios es libre y mi pensamiento o convicción no puede ser superior al de nadie, todos tenemos igualdad de oportunidades así no las mismas condiciones, pero nadie debe ser rechazado o “muy”aceptado en Sociedad, porque esté de acuerdo o no con un pensamiento en particular.

En este orden de ideas, algún día de una forma u otra tome o hice un juramento teniendo de presente a Dios o teniendo en mente a aquel ser amado que sin saber con cuanto sufrimiento dio a luz a su hijo , lo puse de referencia para obtener cosa alguna, para adquirir poderío a cualquier nivel.

Hasta que puntoen nuestras cotidianidad, entramos a entender que ese ser Supremo, Dios, lo hemos puesto de pretexto, para que nuestros intereses o todo aquello que queramos obtener, haciendo creer a nuestros semejantes que solo si antecedemos a Dios, es una carta de presentación para ganar.

Escuchábamos a nuestros abuelos y padres que en su tiempo la palabra dicha, no escrita, era un anillo de enlace a todocompromiso. La palabra del hombre no tenia ruptura por nada, era “sagrada”. En nuestros tiempos consagramos a Dios y lo nombramos en todo negocio, como por ejemplo el matrimonio; Base de una sociedad que se constituye para construir futuro, pero que sucede cuando en algunos casos han transcurrido unos cuantos meses o pocos años y este matrimonio celebrado con bombos y platillos, se disuelve, y seha jurado frente a Dios y la Biblia que será para siempre. Hemos utilizado el nombre de Dios para que nos crean, para dominar al otro, para mentir y quedar bien, para que nos acepten... y así como estos muchos más.

Esto me lleva a pensar, que el hombre del mundo moderno, no siente temor, o pena, me pregunto ¿por qué?, porque quizás tenga que sentir, tocar o ver a ese ser Creador para tenerloen cuenta en sus cosas, y para él prime lo tangible, que sea lo que mueva su ser.

Dicen por ahí, “que lo prohibido es lo que mas gusta”.
Pero quien entra en este juego de palabras es la mujer. Ella, puritana en la antigüedad; liberada en el mundo moderno, pero mujer, fiel a sus principios y convicciones, tal vez manipulada y dominada por su sexo contrario.
Desde la antigüedad, la mujer ha...
tracking img