Los diputados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1566 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando los diputados desprecian a los ciudadanos
Aclaraciones sobre el SPAM

Cuando los diputados desprecian a los ciudadanos

Esta semana los diputados españoles se quejaban amargamente de que sus buzones de correo electrónico estaban saturados por los mensajes de protesta de la rebelión ciudadana contra la "Ley Sinde". Y lo que es más grave, reconocían sin pudor alguno que estabanprocediendo al borrado masivo de esos mensajes sin llegar a leerlos.

14-11-2010 - Imaginemos la siguiente situación: Usted que nos está leyendo, descubre que se quiere perpetrar un abuso contra la ciudadanía por parte de la clase política. Preocupado ante el cariz que están tomando los acontecimientos, decide escribir una carta de su puño y letra a sus representantes en el Congreso. Tras introducirlaen el sobre y ponerle el sello correspondiente se acerca a su buzón de correos más próximo y la deposita allí. Vuelve a casa confiado en que en pocos días recibirá en su casa la respuesta de los representantes políticos a los que paga su sueldo para que trabajen por y para usted, y para que le aclaren sus dudas o preocupaciones.

Sin embargo, pocos días después un diputado cualquiera recibeesa carta en su despacho. Mira el remitente con desgana y piensa: "bah! es otro ciudadano normal y corriente" A continuación, y sin siquiera llegar a abrir la carta para interesarse por su contenido, la introduce en la trituradora de papel y pulsa el botón. Probablemente, mientras observa cómo la máquina engulle la carta, sonríe y piensa: "hale! problema resuelto!" Esta misma escena se repitesistemáticamente en los despachos del resto de diputados de la Cámara, día tras día.

Pues bien, esto mismo es lo que está sucediendo esta semana -en versión electrónica, se entiende- en los despachos de sus Señorías(?) y representa el desprecio más absoluto de la clase política (los empleados) hacia los ciudadanos a los que representan (sus jefes). En cualquier empresa medianamente seria, estosignificaría el despido inmediato de todo empleado que realizara semejante acto de desprecio hacia su jefe. En esa empresa que llamamos España parece que las cosas no funcionan igual...o quizás sí, cuando llegue el momento de que los jefes ingresen la nómina de estos empleados (léase el voto) en el banco(léase la urna). Quizás esos mismos jefes que somos todos decidamos masivamente seguir una consignaque ya se multiplica de manera exponencial por Internet y que dice algo así como "no votaremos a aquellos que voten la aprobación de la Ley Sinde".

De hecho, esa línea de desprecio continuo hacia el sentir de la ciudadanía es lo que ha provocado que hagamos de nuevo el ridículo en Europa y que estemos ante la posibilidad de colapsar aún más el sistema judicial por las múltiples reclamacionesque se están produciendo para recuperar las cantidades indebidamente cobradas a administraciones, empresas y personas jurídicas en general en concepto de canon digital.

Ya en enero de 2008, el jefe de gabinete de Presidencia prometió a la plataforma Todos Contra el Canon que el Presidente intercedería ante Industria y Cultura para modificar algunos aspectos del canon. Palabras vacías y másdesprecio a la ciudadanía. Casi han pasado tres años desde entonces, y por no haber hecho nada en su momento, ha tenido que llegar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a tirarnos de las orejas por aplicar ilegalmente ese canon a personas jurídicas.

De nuevo, dos millones de firmas mostraban el descontento de los ciudadanos y de nuevo los políticos (en este caso la propia Presidencia delGobierno) despreciaban esas quejas.

Si el jefe de gabinete de Zapatero hubiera atendido una o algunas de las peticiones que prometió estudiar, cuando recibió 2.000.000 de firmas que le entregamos personalmente desde la plataforma TCC, una de ellas era precisamente que la Ley tenía que eximir a Administraciones y empresas, hoy no estaríamos envueltos en la inseguridad jurídica a la que nos ha...
tracking img