Los enemigos del derecho famliar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1716 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS ENEMIGOS DEL DERECHO FAMILIAR.
Resumen compilado de:
Organización Editorial Mexicana
15 de febrero de 2009
ENTRE OTROS...

El Colegio Nacional de Estudios Superiores en Derecho Familiar, A. C., fundado en 1973, que preside quien esto escribe, ha realizado diversas encuestas e investigaciones de campo entre los sectores de la población a nivel nacional, y entre los principalesresultados hay opiniones unánimes en cuanto a los enemigos abiertos o soterrados hacia la familia y el Derecho Familiar; verbigracia, para algunos es la ignorancia, sobre todo la jurídica; para otros, la mala fe y el dolo; hay quienes han respondido que los intereses creados e inconfensables son lacerantes para lastimar a la célula social por excelencia. También se menciona que lairresponsabilidad, el machismo y el feminismo para no llegar a las exageraciones doctrinales, subjetivas o reales que hablan del género como los grandes detractores de la familia. También, sobre todo en los sectores universitarios, hay una constante entre los enemigos de la familia, como son la corrupción en todos sus niveles o la impreparación en su gran mayoría de quienes integran los poderes legislativos de losestados, en virtud de la improvisación o la negligencia con que actúan. Para otros sectores, sobre todo entre los que destacan los litigantes, sobresalen como enemigos del Derecho Familiar las pésimas leyes o la mala adecuación de las que hay, para resolver la problemática familiar. De manera más simple, el sector de pasantes, sobre todo de la Ciudad de México y sus diferentes agrupaciones,sostienen que los trámites engorrosos; "las chicanas" y el abuso de los recursos legales han hecho nugatoria la administración de justicia familiar.

LA IGNORANCIA

Uno de los más graves problemas no sólo del Derecho Familiar sino del país en sus diferentes niveles es pretender que se tienen los conocimientos de una disciplina o una técnica, dando por resultado, que es pretensión, en el casoconcreto del Derecho Familiar, lleve a quienes tienen la responsabilidad de resolver los conflictos en la materia a emitir resoluciones mal hechas o simplemente, por ignorancia, no saber el daño que están causando. Si habláramos de una ignorancia enciclopédica o supina con relación a la familia, ésta estaría condenada al fracaso. En este mismo rubro, quizá y así ha sido nuestra experiencia en elejercicio profesional, los primeros enemigos que encontramos en el camino para elaborar el Derecho Familiar han sido innumerables abogados, que en el mejor de los casos saben Derecho Civil, pero ignoran el Familiar. En otros supuestos, hay quienes han pretendido, desgraciadamente con éxito, que se apliquen al Derecho Familiar los principios del civil o del privado, dando como resultado violar preceptostan importantes como el 138 Ter del Código Civil del Distrito Federal, que destaca que todas las normas de la familia son de orden público e interés social, lo que obviamente nos lleva a la conclusión de que la autonomía de la voluntad no tiene cabida en el Derecho Familiar. En su momento, uno de los mejores expositores de esta teoría fue Hans Kelsen, que hablaba de la autonomía privada y lahacía consistir en que la voluntad de los particulares podían crear convenios que produjeran efectos jurídicos entre ellos, de manera particular o personal; pero que no podían trascender a la esfera del orden público, como ha sido el caso de la última reforma en materia de divorcio, hecha en el mes de octubre del 2008, en la cual, en el pleno ejercicio de la autonomía de la voluntad, uno de los doscónyuges decide, motu proprio, que su matrimonio se debe terminar porque él así lo quiere y los efectos respecto a terceros, que podrían ser los hijos, los bienes, o en su caso una pensión alimenticia, se deben ventilar en juicios ordinarios civiles o controversias de orden familiar; pero prevaleciendo el viejo adagio del Código Napoleón "laissez faire, laissez passé". Incluso, en aquella época se...
tracking img