Los ensayistas en el siglo xx

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1813 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ENSAYO ESPAÑOL DEL SIGLO XX

1. EL ENSAYO A PRINCIPIOS DE SIGLO
El género del ensayo alcanza en la literatura de estos años un importante lugar, que se
prolongará en las siguientes décadas del siglo. La prosa ensayística sirve básicamente de
cauce a las inquietudes sociales y existenciales de los nuevos escritores que se
transforman en INTELECTUALES, trabajan en los periódicos y opinansobre los problemas
de la sociedad. Justamente ahora penetra el término intelectual en el castellano, en el
sentido de escritor que cumple una función político-social.
En este conjunto de escritores de marcada preocupación política hay que incluir, junto a los
escritores de la Generación del 98, a los de orientación socialista y anarquista y, además, a
los regeneracionistas.
Losregeneracionistas pretender dar respuesta a la situación de crisis de la sociedad
española finisecular, para lo que proponen diversas medidas regeneradoras. Algunos de estos
intelectuales son Lucas Mallada, Ricardo Macías Picavea, Damián Isern y, sobre todo,
Joaquín Costa.
A medio camino entre el ensayo regeneracionista y la literatura de fin de siglo se encuentra
la obra de Ángel Ganivet. En su Ideariumespañol (1897) muestra el contraste entre las viejas
glorias españolas y los males del presente. Mantuvo amistosas relaciones con Unamuno.
De inspiración regeneracionista es también el Manifiesto de los tres (1901), firmado por
Ramiro de Maeztu, Pío Baroja y Azorín.
Ramiro de Maeztu defendió en su juventud posiciones políticas próximas al socialismo
(Hacia otra España, 1899), para evolucionarhacia una ideología conservadora y
tradicionalista en defensa de la dictadura de Primo de Rivera, o más tarde contra la Segunda
República (Defensa de la Hispanidad, 1934). Fue fusilado por los republicanos en 1936.
Asimismo, gran parte de la obra de Azorín puede ser considerada, por no estar sujeta al
planteamiento de una acción novelesca, como ensayo artístico o literario, bien por medio dela
descripción, la reflexión pausada o el tratamiento poético de la anécdota, los hechos, como en
Las confesiones de un pequeño filósofo o La voluntad.
•Unamuno, de otro lado, fue el principal cultivador del género. Su primer libro importante
es un ensayo, En torno al casticismo (1895). En él analiza la decadencia de España y
propugna, en el ámbito regeneracionista, alejarse del casticismo ytradicionalismo para
acercarse a Europa.
Con la crisis espiritual sufrida en 1897 sus preocupaciones son de orden éticoreligioso.
Sus textos revelan el desencanto con la razón ilustrada y las ideas de progreso,
desarrollo y felicidad humanas vinculadas a esta. El irracionalismo unamuniano hace de la
ambivalencia, de la contradicción, del gusto por la paradoja el camino intelectual deprofundización en la interioridad. La expresión de su duda existencial se manifiesta en tres
ideas básicas: el miedo a la muerte, la necesidad de creer en un dios que garantice la
inmortalidad personal y la certeza racional de que ese Dios no existe. Estas ideas se
desarrollan en dos importantes ensayos: Del sentimiento trágico de la vida (1913) y La
agonía del cristianismo (1925).
Junto a esteUnamuno agónico convive un Unamuno contemplativo, que añora la paz
absoluta, la entrega a la contemplación de lo eterno, la quietud de la eternidad, que aspira
a parar el tiempo y que identifica su alma con la de la Naturaleza: Por tierras de Portugal y
España (1911) y Andanzas y visiones españolas (1922).

2. NOVECENTISMO Y LAS VANGUARDIAS
El carácter intelectual de los escritoresnovecentistas y la abundancia entre ellos de
críticos, filósofos, historiadores, eruditos, profesores, etc., hacen que el género del ensayo
sea una de sus formas de expresión preferidas. Los más destacados son Ortega, D'Ors,
Azaña, Navarro Tomás, Américo Castro, Madariaga, Gregorio Marañón y Sánchez Albornoz.
•ORTEGA. Fundador en 1915 de la revista España, y más tarde de Revista de Occidente
(1923)....
tracking img