Los frutos de la voluntad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5878 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Material de profundización ANEXO 9

Chiara Lubich. a los y las gen2 . Frutos de la voluntad de Dios según los santos. Rocca di Papa, 20 de enero de1981.(los gen cantan una canción: …tu presencia es el Paraíso para nosotros).

También la vuestra es de Paraíso, llegando aquí se siente enseguida ¿se escucha bien? no se oye. ¿Oís ahora? Quizá se tendría que levantar un poco el volumen. ¿Oís? y las traducciones, los que están debajo de los auriculares ¿oyen bien? Sí, esperemos que sí.
Escuchad gen. Habéis venido también los de Sassone ¿verdad?pero pronto tendremos el centro grande. Si cada uno de nosotros recoge ladrillos y más ladrillos pronto estará hecho. Pero ya está en marcha. Ya está bien encaminado. Mientras tanto, como dije también en otro encuentro, no me acuerdo en qué encuentro, nosotros no esperamos demasiado para edificar esta catedral, o este monumento a Jesús en medio. Mientras tanto lo edificamos ya aquí. Como dije,Jesús estaba también en el establo, por lo tanto puede estar también aquí, aunque permanezca siempre en nosotros el deseo de construirle algo realmente grande, también porque somos muchos, muchos. Esta mañana por ejemplo he tenido un encuentro con toda la rama sacerdotal y decían: este encuentro no se puede hacer porque no hay sitio; este otro encuentro tampoco se puede hacer porque no hay sitio. A míeste razonamiento no me iba, no me iba. Les he dicho: buscad, buscad, en cualquier lugar, pero es necesario hacer. Pues bien, nosotros estamos bien incluso en un establo pero quisiéramos construir un grandísimo... y lo haremos. Mientras tanto tenemos que vivir el momento presente, es posible que aquel grande lo vea alguno de nosotros pero tal vez no todos porque nunca se sabe lo que ocurrirá elmomento que viene.
Hecha esta premisa, ¿por qué he venido gen? ayer pensaba no venir, de no poder porque hay mucho trabajo, el Movimiento es muy vasto. Precisamente ayer llegó la última estadística, sabéis; ¡el Movimiento ya está en 146 naciones! porque se ha añadido un pequeño estado que no conozco en absoluto, es de la parte de Australia, y luego está "Gibuoti" que todavía no era muy claro siestábamos o no, por lo tanto somos muchos, muchos. No veo la hora de llegar a todos, creo que son 165 o 164 no sé, no veo la hora de hacer bingo. ¡Espero verlo todavía yo, en todo caso lo haréis vosotros, ¿eh? ¿Qué tenemos que decir pues? Un grande gracias a Dios, gloria a Dios etc. ¡El pensará en ello!
Esto para deciros que hay mucho trabajo. Sea como sea, esta mañana he sentido que tenía quevenir y por esto he venido, pero no para hacer un discurso sino para hablar un poco con vosotros, para saludaros, para deciros que estoy siempre aquí con vosotros. A penas he llegado de Roma, he encontrado las flores de los gen, y enseguida me han entrado ganas de venir, y luego todos vuestros mensajes que a veces no los leo porque me hacen daño, me hacen daño porque digo, quisiera ir, quisiera ir yno puedo, por esto a veces los leo cuando ha terminado el congreso...¡por desgracia, por desgracia! Sucede solo alguna rara vez, pero sucede también así. ¿Me escucháis bien ahora? Sí.
Como sea, esta charla tiene que girar en torno a los argumentos que tratamos en estos días, y el argumento capital que trataremos es la voluntad de Dios, el "sí" del hombre a Dios". Habría otras conversaciones, quehe hecho, para poder escuchar pero no vais a tener tiempo, por lo menos en estos días no tenéis tiempo de escucharlas; pero hay cosas que me apremia que sepáis antes de partir; esta mañana he leído un poco todas estas otras cosas y he dicho: esto es necesario que lo diga, esto es necesario que lo diga.
Una de las cosas que conviene que os diga, antes de que os marchéis es, cuales son los frutos...
tracking img