Los hijos del vidriero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (570 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 12 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS HIJOS DEL VIDRIERO
( MARIA GRIPE )

MARIA GRIPE es una de las más famosas escritoras suecas de
libros infantiles. Sus obras han sido traducidas a diez idiomas y ha obtenido numerosospremios, entre ellos el Hans Christian Andersen 1974.

Klas y Klara, eran hijos de Albert, el vidriero y de Sofía su esposa. Vivian en un pueblo viejo y pobre que ya no existe, llamado Nóda, enDiseberga, región en la que las nieblas son frecuentes.

Albert era muy pobre, aunque la casita donde vivía y el taller en que trabajaba eran suyos. Era una casa pequeñísima. Albert y Sofía dormían en elsofá y los niños en los cajones de la cómoda.

Las piezas de cristal que allí se hacían eran de lo más fino que jamás se había visto. Albert era un gran artista del cristal. Sin embargo, cuandotrataba de venderlo no tenía , mucho éxito. En otoño y primavera iba al lugar donde se celebraba el mercado, pero vendía muy poco, apenas para comer.

Se acercaba ya la fecha de la feria de otoño deBlekeryd y los caminos se poblaban de gente. Muchos venían en carros desde muy lejos; otros iban a pie, empujando o tirando de sus pesadas carretas.

Albert había alquilado en la plaza del mercado unpuesto con techo de maderas. Como de costumbre, lo compartía con otro soplador de cristal. Allí colocó su mercancía. Era más bonita que la de su compañero, pero de poco le servía ya que el otro eramejor vendedor. Era un buen charlatán y estaba ya vendiendo.

Ya era bien avanzada la tarde y hasta el momento no habían vendido nada ni una sola pieza de cristal. Sofía, que toda la mañana habíaestado observando, se puso aún más pálida, los niños comenzaron a impacientarse.

Entonces, de repente, todo cambió. Un hombre bajaba por la calle del mercado. Todo indicaba que era un noble: suropa, su forma de andar, sus ademanes, un viejo cochero le iba abriendo paso entre la multitud.

Llegaron al puesto de Albert. El cochero ya había pasado, pero el caballero se detuvo y le llamá, con...
tracking img