Los humanos y la mosca de la fruta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1262 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Con el apoyo de NASA, investigadores enviarán moscas de la fruta a la Estación Espacial Internacional para estudiar los efectos del viaje espacial en los genes de los astronautas.

Febrero 3, 2004: Las moscas de la fruta tienen grandes ojos y son largas y delgadas, aman las bananas podridas y, siguiendo las órdenes de sus cerebros del tamaño de una cabeza de alfiler, pueden desovar cientos dehuevos cada día.
Tenemos muchas cosas en común con las moscas.
Genéticamente hablando, la gente y las moscas de la fruta son sorprendentemente parecidas, explica la bióloga Sharmila Bhattacharya del Centro de Investigación Ames de la NASA. "Aproximadamente el 61% de los genes de enfermedades humanas que se conocen tienen una contrapartida identificable en el código genético de las moscas de lafruta, y el 50% de las secuencias proteínicas de la mosca tiene análogos en los mamíferos".
Esta es la razón por la cual las moscas de la fruta, conocidas para los científicos como Drosophila melanogaster, son comunes en los laboratorios de investigación genética. Para propósitos de investigación, fácilmente pueden reemplazar a los humanos. Se reproducen rápidamente, de modo que muchas generacionespueden ser estudiadas en un corto tiempo, y ya se conoce el mapa completo de su genoma. "La Drosophila es utilizada como modelo genético para varias enfermedades humanas, incluyendo las de Parkinson y de Huntington", hace notar Bhattacharya.
Están a punto de convertirse también en modelos genéticos para los astronautas.

La profesora Kate Beckingham de la Universidad de Rice, en colaboracióncon Bhattacharya y con Douglas Armstrong de la Universidad de Edimburgo, está planeando enviar algunas moscas de la fruta a la Estación Espacial Internacional (EEI). Su experimento se denomina "Comportamiento y Expresión Genética de la Drosophila en Microgravedad". Su propósito es descubrir cómo el viaje espacial afecta a los genes, tanto de la Drosophila como de los humanos.
Este es un tema demucho interés para la NASA. Durante un viaje espacial típico, los astronautas se ven expuestos a una variedad de fuerzas gravitacionales. En un viaje a Marte, por ejemplo, un explorador soportaría varias g durante el lanzamiento, cero-g durante el largo crucero interplanetario, y 0,38-g durante su estancia en el planeta rojo. ¿Cómo reaccionarán sus genes ante estos cambios? ¿Se expresarían en formasnuevas o inesperadas?
"Los genes se "expresan a sí mismos" ordenando a las células que produzcan proteínas", explica Beckingham. Hay aproximadamente 50.000 proteínas diferentes en el cuerpo humano y éstas participan prácticamente en todos los procesos humanos. Nos ayudan a digerir nuestra comida, a coagular la sangre y a curar las heridas. Son los bloques de construcción de las células y de lostejidos. "Si los genes ordenan un diferente tipo de proteínas en el espacio porque la baja gravedad se lo indica, muchas de estas cosas podrían cambiar".

Arriba: Cuando los genes se expresan, la información genética del ADN es primero copiada a una molécula del ARN mensajero (mRNA). El mRNA lleva esta información desde el núcleo de la célula al citoplasma, donde las proteínas son ensambladas apartir de aminoácidos.
"Ya tenemos evidencia de que la falta de peso altera la expresión genética", agrega. En 1999, por ejemplo, los científicos hicieron crecer células de riñón humano a bordo del Transbordador Espacial. Más de mil genes de las células se comportaron en forma diferente. Entre otras cosas, produjeron exceso de receptores de vitamina D. Este superávit de receptores de vitamina Dpuede reducir el riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Quizás sea un beneficio de los vuelos espaciales.
Otros cambios son menos positivos. Los estudios han mostrado que las células que enfrentan a las enfermedades en los sistemas inmunes de los astronautas no atacan tan eficazmente a los gérmenes como lo hacen en la Tierra. Si uno se enferma en el espacio, podría ser más difícil...
tracking img