Los insultos ¿en la nueva españa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (955 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS INSULTOS EN LA NUEVA ESPAÑA EN EL SIGLO XVIII

En la Nueva España se produjeron muchos actos de violencia, no solamente físicos si no también aquellos que afectaban el honor y la moral de lapersona agredida. Aunque esto era presentado a la corte española los insultos no menguaban, pues el humillar a los de menor jerarquía era un acto de poder y dejaba claro que pertenecía a un estratosocial menor que el agresor.
Los gestos de sumisión eran generalmente dados por la cabeza, pues era la parte más alta del cuerpo y donde se creía que se albergaba el honor.
El respeto también secomunicaba por medio del lenguaje corporal, ya sea con la cabeza o también con la mirada, que era una señal de rango. Las mujereas tenían que mantener la mirada baja cuando salían a la calle, las viudas losojos entornados, en general las damas tenían que evitar mirar a los demás.
En general la violencia era poco a poco más generalizada y común en el México del siglo XVIII, desde los comandantes y jefesde pueblos que azotaban y desnudaban a sus plebeyos, como los esposos con sus mujeres a las cuales también arrastraban y azotaban, les cortaban el cabello, que era una acusación simbólica depromiscuidad y las humillaban públicamente. El corte de cabello también contaba con mucho simbolismo, para los indígenas el cabello representaba una entidad animista del cerebro que sin ella se podían tenerenfermedades y aun la muerte, por lo tanto cuando eran castigados y se les cortaba el cabello era entendido por todos como una humillación.
A finales de la época virreinal el acto de arañar la caraera asociado con los celos y con las frustraciones amorosas, o cuando se sospechaba de un adulterio.
La ropa no solo era considerada como una prenda para cubrir la desnudez del cuerpo si no que tambiénrepresentaba una extensión del cuerpo, el reflejo del alma y la clase social a la que pertenecías. Por lo tanto cuando en una disputa se ensuciaba la ropa del contrario, se rompe o se despoja de...