Los intelectuales y el pais hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2448 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 4 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
Principio del formulario
Final del formulario

Los intelectuales y el país de hoy

Sábado 3 de junio de 2006 | Publicado en edición impresa 
"La escuela tiene que educar en una mirada crítica hacia la TV"
Viviana Minzi, experta en comunicación, dice que los medios fijan modelos de vida
Quien intente explicarle a un niño que en laTierra hubo vida antes de la televisión corre el riesgo de ser tomado por un fabulador. Para los chicos, la tele es tan natural como el aire. Para los padres y los docentes, un motivo de desvelo. Prohibirles que se asomen a esa ventana abierta al mundo sería un anacronismo malsano. Dejarlos navegar sin brújula por ese mar de ofertas heterogéneas parece, cuanto menos, irresponsable.
Licenciada enCiencias de la Comunicación (Universidad de Buenos Aires) y máster en Educación (Universidad de San Andrés), Viviana Minzi estudia el complejo universo de los niños, los medios y la educación. Actualmente se desempeña como coordinadora del Componente Tecnologías de la Información y la Comunicación, de un programa de la Unión Europea con el Ministerio de Educación de la República Argentina, y comodocente de la UBA. Entre otros libros, es autora de "Vamos que venimos" y coautora de "Internet y la escuela" y "Mercado para la infancia o una infancia para el mercado".
-En un artículo, usted afirma: "Los niños de hoy no son como los de antes". ¿Qué problemas plantea la diferencia?
-El problema radica en la distancia entre el ideal de niño que tienen los docentes y los padres y la realidad delos chicos. Los docentes se han preparado para interactuar con un niño quieto, que presta atención, pero se encuentran con chicos que pueden procesar información sin necesidad de estar mirando al maestro a los ojos y que pueden hacer varias cosas a la vez sin que esa multiplicidad de actividades les impida comprender.
-¿A qué obedece esa transformación?
-A la interpelación de las imágenes, queno se basa en la disciplina: uno mira televisión mientras hace otras cosas. Las nuevas tecnologías, en general, no interpelan al sujeto desde lo racional, sino desde la emoción, el sentimiento y la pasión. A eso se suma el peso que se les ha ido dando a los derechos de los niños; entre otros, el derecho a ser escuchado.
-A fuerza de reivindicar los derechos de los niños, ¿no se les estaráquitando uno fundamental: el derecho a salir de la ignorancia?
-Hay que separar el movimiento cultural que exige respetar la subjetividad de los niños del modo en que el mercado utiliza ese discurso. Hoy se ve un deslizamiento del derecho al capricho, que está insuflado por los medios. En ese marco, hay que establecer un diálogo sin perder de vista que la asimetría entre el niño y el adulto existe. Enfunción de su experiencia y del conocimiento de reglas que el chico ignora, el adulto debe enseñarle que el derecho no es todo lo que uno desea.

-¿Cuál es el lugar de la escuela ante el auge de la televisión?
-Cuando un niño comienza la escolarización, ya lleva varios años en contacto con la TV. A las funciones sociales de la escuela se agrega la de dar herramientas para que el sujeto puedaenfrentar las propuestas de los medios de comunicación. Pero la idea no es que la escuela se parezca a la tele, porque el colegio sigue siendo el lugar destinado a la construcción sistemática del saber. El docente tendría que promover la reflexión para que los niños puedan distinguir cuánto de todo lo que circula en la tele les sirve para transformar la realidad personal. Eso es parte de laformación ciudadana, porque hoy la mayor parte de la información acerca de lo social la recibimos de los medios, sobre todo de la TV.
- ¿Cómo es el consumo televisivo de los niños en la Argentina?
-Los estudios dicen que es de unas cuatro horas diarias. Entonces, algunos concluyen que los niños pasan más tiempo frente a la pantalla que en la escuela. Un razonamiento con trampa. Lo importante no...
tracking img