Los lenguajes de la economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 414 (103451 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS LENGUAJES DE LA ECONOMÍA Un recorrido por los marcos conceptuales de la Economía

ISBN: 84-689-3024-5 Nº Registro: 05/50241

Elies Furio Blasco
furio@univ-lyon3.fr Université Jean Moulin - Lyon 3

Para citar este libro puede utilizar el siguiente formato: Furio Blasco, E. (2005) Los lenguajes de la Economía. Edición digital a texto completo accesible en www.eumed.net/libros/2005/efb/1

“AL MODO de la semilla se esconde la palabra. Como una raíz cuando germina que, todo lo más, alza la tierra levemente, más revelándose como corteza. La raíz escondida, y aun la semilla perdida, hacen sentir lo que las cubre como una corteza que ha de ser atravesada. Y hay así en estos campos una pulsación de vida, una onda que avisa y una cierta amenaza de que alguno, o alguien, está alvenir.” Claros del bosque. María Zambrano.

2

PRÓLOGO

.

“¿Por qué molestarse en realizar investigaciones como las que se pueden encontrar en las páginas anteriores? La importancia de la cuestión se pone de manifiesto cuando se admite, como yo he hecho, que la filosofía o la metodología de la ciencia no son de ninguna ayuda para los científicos.” Con estas palabras, Alan F. Chalmersiniciaba el cierre de su libro titulado ¿Qué es esa cosa llamada ciencia? Y previamente nos había dicho que si las metodologías de la ciencia se entienden desde el punto de vista de las reglas que guíen las elecciones y decisiones de los científicos, entonces dada la complejidad de cualquier situación realista en la ciencia y la imprevisibilidad del futuro por lo que se refiere al desarrollo de unaciencia, no es razonable esperar una metodología que determine que, dada una situación, un científico racional debe adoptar la teoría A y rechazar la teoría B, o preferir la teoría A a la teoría B. Reglas tales como «adoptar la teoría que recibe más apoyo inductivo de los hechos aceptados» y «rechazar las teorías que son incompatibles con los hechos generalmente aceptados» son incompatibles conaquellos episodios de la ciencia comúnmente considerados como constitutivos de sus fases más progresivas. Pero, entonces, cómo seremos capaces de saber acerca de la corrección de nuestro trabajo de investigación. ¿De qué medios disponemos para ello, si es que tales medios existen? ¿Cómo saber que cuanto decimos en nuestras investigaciones es pertinente científicamente hablando? ¿Cómo fundamentamosaquello que decimos en voz alta en las aulas? En qué medida podremos llegar a explicar correctamente y entender algunos episodios y acontecimientos recientes de nuestra vida intelectual. En mi época de estudiante de los últimos cursos de Economía, asistí asombrado a un hecho que me causó cierta perplejidad. Por aquel entonces cursaba una asignatura dedicada, entre otros aspectos, al complejo problemadel crecimiento económico. Se pasaba allí una revisión a las que se consideraban principales teorías de la Economía del crecimiento económico. En uno de mis paseos por la biblioteca, cayó en mis manos un libro que abordaba la polémica del capital desde la perspectiva del Cambridge de este lado del Atlántico. El libro contaba con un texto escrito por un profesor del centro donde realizaba misestudios. Lo leí atentamente, intentando aprehender cuanto contenía en él. Una vez cerrado el libro por su última página, medité acerca de su contenido e,
3

involuntariamente tal vez, cotejé lo que decía allí con lo que se desprendía de sus discursos más actuales. He aquí lo que me causó perplejidad. No eran en absoluto coincidentes. Eran dos puntos de vista, si se me permite la expresión,radicalmente distintos. A lo largo de algunos días estuve pensando sobre ello, intentando siempre comprender cómo era posible ese cambio en aspectos e ideas, que no dudaba en calificar como básicas del pensamiento económico personal. En esa época, tuve en mente un puñado de posibles razones, que nunca fueron concluyentes. Un año más tarde recordé el episodio a raíz de lo que yo consideraba nuevos...
tracking img