Los libros de cabballerías

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

“Verdaderamente, señor cura, yo hallo por mi cuenta que son perjudiciales en la república estos que llaman libros de caballerías; y, aunque he leído, llevado de un ocioso y falso gusto, casi el principio de todos los más que hay impresos, jamás me he podido acomodar a leer ninguno del principio al cabo, porque me parece que, cuál más, cuál menos, todos ellos son una mesma cosa, yno tiene más éste que aquél, ni estotro que el otro”. (Don Quijote de la Mancha, primera parte, capítulo XLVII)

En esta conversación entre canónigo y cura se da una imagen muy significativa sobre el reiterado esquema narrativo que se daba una y otra vez en las novelas de caballerías. Con la citada frase “son todos iguales” vemos como el canónigo sentencia un género con más de dos siglos de vidacompuesto por más de 70 títulos diferentes de los que se hicieron decenas de ediciones en los siglos XVI y XVII y se vendieron decenas de ejemplares. Uno de los objetivos de este trabajo será precisamente recrear los tópicos (ritos de envestidura, combates bélicos, aventuras maravillosas, enamoramientos…) que se han ido reiterando a lo largo de los siglos en los que este tipo de relato de hamantenido vigente.

Como ya había sucedido en el tercer capítulo de la obra -el correspondiente a la quema de libros, en el que también tenemos al mencionado cura como protagonista- vemos como en el inicio del texto, el Canónigo acentúa esa insalubre cualidad de una literatura de corte idealista que un contexto de miseria y decadencia se aleja totalmente de las necesidades educativas de una sociedadconsumida por las guerras y el ambre. Precisamente la subversión cervantina, a la que me referiré con detalla más adelante, desenmascara totalemnet la inadecuación total absoluta entre dos mundos irreconciliables: el mundo ficcional caballeresco de las novelas de caballerías y el mundo real sobrio y decandente. Desde la distancia de nuestra cultura alfabetizada la distinción puede parecernosinnecesaria. Nadie en su sano juicio tomaría por real las fantasías de aquel mundo de gigantes y de caballeros invencibles. El ínfimo detalle de la aclaración -recordemos que ni siquiera un hidalgo docto como Alonso Quijana es capaz de apreciar- en el arte de las letras, deja bastante claro en que contexto nos estamos moviendo, un contexto de ignorancia, de manipulación y analfabetismo totalmentegeneralizado. La imagen de los prisioneros de la caverna platónica sería totalmente esclarecedora en una situación como esta. Pese a las críticas, no hay que olvidar que estamos ante un género que conforma la base del imaginario de ficción en lengua española cuando ésta se convirtió en el modelo cultural y literario de la Europa de su tiempo y uno de los principales impulsores del nacimiento de lanovela moderna.

El objetivo que me propongo en este trabajo es a partir de tres obras capitales del género, analizar los tópicos o lugares comunes que se han ido desarrollando a lo largo de los cuatro siglos (XII-XVI) de vigencia de la literatura caballeresca, su nacimiento, consolidación y ocaso. Las tres obras son representativas de las tres fases y por ello no he dudado en tomarlas comomuestras representativas para el análisis. La primera de ellas es la conocida obra de Chrétien de Troyes “EL caballero de la carreta”.

La importancia de ChrétienCreo que es importante en este punto hacer un breve paréntesis entorno a la importancia que tuvo una figura como la Chrétien para el mundo literario caballeresco, porque como muy bien señala Blecua en el prólogo de Amadís de Gaula, lallamada materia de Bretaña no hubiera adquirido su mayor difusión, su enriquecimiento, su transformación temática y su extraordinaria maestría sin las obras de Chrétien de Troyes.
Entre la pro

su origen en la tradición artúrica del siglo y su ocaso en el siglo XVI con la archiconocida y celebrada novela de Miguel de Cervantes Don Quijote de la Mancha. Observaremos que aunque existen cuatro...
tracking img