Los libros de contabilidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4130 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Libros de Contabilidad

Los “libros” de contabilidad no necesariamente tienen que ser empastados y en la forma literal que se conoce.
Se atenderá más bien a la función de desempeñar y no a su apariencia física. De allí que bien podrían estar constituidos por una tarjeta, por hojas ordenadas, o en alguna otra forma de registro sistemático apropiado para anotar las transaccionesde la organización. Inclusive un “libro” de contabilidad podría estar representado por un juego de libros, tal es el caso del Diario repetido entre varios libros auxiliares, y el del libro Mayor, subdividido en varios mayores auxiliares especializados.

En cuanto a la legislación venezolana, no señala específicamente que los libros han de tener un rayado determinado, pero sí exige que nose hagan interlineaciones, ni se dejen espacios en blanco.

En verdad, no se quiere decir que un libro de contabilidad puede llevarse de cualquier manera; todo lo contrario, se considera que cada libro ha de mostrar un rayado acorde con el uso que habrá de tener, pero sin que deba tenerse como dogmático el rayado tradicional de ninguno.

Son muchos los libros, en los cuales llevarla contabilidad de una empresa; todo dependiendo de la magnitud de la misma y sus características particulares, así como los deseos de control que la administración exija. En general los libros de contabilidad se clasifican en dos grandes grupos, así:

Artículos 32, 33, 34,35 y 36 del Código de Comercio Venezolano (De la sección de PARAGRAFO TERCERO-De la Contabilidad Mercantil)

Acontinuación, conviene citar algunos artículos del Código de Comercio Venezolano, referentes a los libros de contabilidad, en efecto:

• Artículo 32: Todo comerciante debe llevar en idioma castellano su contabilidad, la cual comprenderá, obligatoriamente, el libro Diario, el libro Mayor y el de Inventarios.
Podrá llevar, además, todos los libros auxiliares que estimare convenientepara el mayor orden y claridad de sus operaciones.

• Artículo 33: El libro Diario y el de Inventarios no pueden ponerse en uso sin que hayan sido previamente al Tribunal o Registrador Mercantil, en los lugares donde los haya, o al Juez ordinario de mayor categoría en la localidad donde no existan aquellos funcionarios, a fin de poner en primer folio de cada libro nota de los que éste tuviere,fechada y firmada por el Juez y su Secretario o por el Registrador Mercantil. Se estampará en todas las demás hojas el sello de la oficina.

• Artículo 34: En el libro Diario se asentarán , día por día, las operaciones que haga el comerciante, de modo que cada partida exprese claramente quién es el acreedor y quién es el deudor, en la negociación a que se refiere, o se resumiránmensualmente, por lo menos, los totales de esas operaciones siempre que, en este caso, se conserven todos los documentos que permitan comprobar tales operaciones, día por día.
No obstante, los comerciantes por menor, es decir, los que habitualmente sólo venden al detal, directamente al consumidor, cumplirán con la obligación que impone este artículo con sólo asentar diariamente las que hicieran acrédito, y los pagos y cobros por motivo de éstas.

• Artículo 35: Todo comerciante, al comenzar su giro y al fin de cada año, hará en el libro de Inventarios una descripción estimatoria de todos sus bienes, tanto muebles como inmuebles y de todos sus créditos, activos y pasivos, vinculados o no a su comercio.
El inventario debe cerrarse con el balance y la cuenta de ganancias y pérdidas;ésta debe demostrar con evidencia y verdad los beneficios obtenidos y las pérdidas sufridas. Se hará mención de las fianzas otorgadas, así como de cualesquiera otras obligaciones contraídas bajo condición suspensiva con anotación de la respectiva contrapartida.
Los inventarios serán firmados por todos los interesados en el establecimiento de comercio que se hallen presentes en su...
tracking img