Los mares del sur

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1567 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Mares Del Sur

Novela policíaca
Unos jóvenes deciden robar un coche y, cogen dirección al centro de la ciudad. Allí encuentran a la policía, y tras una persecución, se detienen. Tres de ellos son cogidos por la policía, pero el tercero se escapa corriendo. Al llegar a un descampado, se esconde y encuentra un cuerpo identificado como el de Carlos Stuart Pedrell, un hombre rico que habíadesaparecido un año antes sin dejar pista alguna.
La mujer del Sr. Stuart Pedrell, se pone en contacto con Pepe Carvalho, un detective privado, para que le informara de donde había estado su marido durante aquél año que no se supo nada sobre él. Carvalho empieza a investigar por los sitios donde frecuentaba el Sr. Stuart Pedrell y a interrogar las personas mas propicias a él .
Primero va aldespacho de trabajo, donde leía, atendía a las personas mas importantes...Al entrar le atiende una secretaria vestida de ex-alumna de monjas. Revisa los libros, cuadros...y se da cuenta que casi todos son de Gauguin. En un cajón encuentra una nota, seguramente un fragmento de un poema que esta traducida decía: “...Pero cuando le digo que él está entre los afortunados que han visto la aurora, sobre lasislas mas bellas de la tierra, al recuerdo sonríe y responde que cuando el sol se alzaba el día ya era viejo para ellos. Ya nadie me llevara al sur”
Esta ultima frase era la misma que habían encontrado en un bolsillo del difunto. Hablo con la secretaria y nombró a Artimbau, el pintor de muchas de las obras que tenia en el despacho.
Fue a ver Artimbau. Ya se conocían, y cenaron juntos en elestudio. Mientras comían y bebían un buen vino, hablaron del Sr. Stuart Pedrell, de su vida profesional y privada. Comentaron la frase que se repitió ya por segunda vez en el despacho(ya nadie me llevara al sur) y el pintor dijo que era su obsesión.
Después se dirigió a una de las casas de la propiedad de Stuart Pedrell. Le salió un mayordomo, muy educado. Este le enseñó la casa. Carvalho oyó un pianoy se dirigió hacia donde procedía el sonido. Encontró a una jovencita cuyo nombre, según el mayordomo era Yes. El detective intentó hablar con ella, pero parecía que iba drogada. Su habitación olía a marihuana, igual que su boca. Carvalho le dio su numero de telefono, y le dijo que si recordaba algo que le llamara.
Planas, un socio de Stuart Pedrell invito al detective a su fabrica de cervezadonde hablo de la víctima, y solo mencionaron el nombre de Alfredo Munt.
Carvalho fue a cenar en un restaurante chino. Seguidamente fue a ver una obra de teatro de novela negra donde se aburrió mucho. Al salir se encontró con Dashiell Hammlett, que mantuvieron una conversación interesante. Llamó a Biscuter, su ayudante para saber si tenia algún encargo. Este le contestó que había llamado Yesica. Seducho, ceno, y seguidamente llamaron al timbre. Era Yesica que fue a disculparse por su comportamiento. Pasaron la noche juntos.
La mañana siguiente visito a Teresa Marsé, que cuando le enseño la foto de Stuart Pedrell le hablo de su vida sexual y menciono a Adela Vilardell, a quien interrogo mas tarde.
Cuando regreso al despacho se encontró a Yesica, que insistía en que Carvalho se quedase.Este lo rechazó, y ella amenazo con suicidarse.
Visitó a Nisa Pascual, una íntima amiga de Stuart Pedrell. Esta dijo que Stuart Pedrell le había dicho si quería irse con él en un viaje indefinido a los mares del sur, pero ella no fue.
Carvalho pregunto a toda la gente del barrio de San Magín si conocían a la victima. Fue el Sr. Vila quien asocio la foto con Antonio Porqueres. El detective le pidiólas llaves de su casa, pero este no las tenia. De todas formas le dio la dirección y Carvalho las pidió al portero.
Observó la casa. No vio nada extraño. Fue a la parada de autobuses donde le enseño la foto a Ana Briongos. Esta dijo que no lo conocía. Carvalho no lo creyó. Le dijo que había muerto. Ella se puso a llorar y le cito a las siete.
Carvalho volvió a su oficina y encontró a Biscuter...
tracking img