Los mecanismos de la brevedad: constantes, variables y tendencias en el microcuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3966 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los mecanismos de la brevedad: constantes, variables y tendencias en el microcuento

Raúl Brasca

Después de varios miles de cuentos brevísimos1 publicados y de cientos de autores que lo han cultivado durante casi todo este siglo, surgen no pocas dificultades a quien pretenda sistematizar su estudio. No sólo se trata de decidir qué es exactamente el microcuento y si hay que considerarlo ungénero, un subgénero o una modalidad narrativa, sino que se deben agrupar los numerosos ejemplos según ciertas constantes, de modo que respecto de ellas se puedan identificar características, trayectoria recorrida y tendencias. Estas tendencias no son para nada evidentes, al punto que los investigadores se han preguntado simultáneamente por la extraordinaria vitalidad del microcuento, que día a díatiene más adeptos, y por un agotamiento creativo que parecería condenarlo a muerte. El objeto de este trabajo es proponer algunas de esas constantes, bosquejar las agrupaciones derivadas y comparar los microcuentos más recientes con los ejemplos clásicos para establecer si hubo o no un derrotero y si es posible una prospectiva. Me remito a los libros y artículos citados en la bibliografía en lo quese refiere a la definición y al estatus genérico del cuento brevísimo. No obstante, como todavía hay zonas difusas sobre estos temas, lo describiré sumariamente aquí: es una forma muy breve que posee suficiencia narrativa y cuyas principales características son la concisión y la intensidad expresiva. No pretendo

R. Brasca Los mecanismos...

El Cuento en Red Nº1: Primavera, 2000

que loanterior sea una definición, hay textos considerados cuentos brevísimos que quedarían afuera y algunos que no lo son y podrían ser incluidos. En cambio, será difícil negar que en esa descripción entran la mayoría de los textos que normalmente se denominan de ese modo. Llamo suficiencia narrativa a la autonomía de lo narrado, a la independencia del microcuento respecto de todo dato externo a él comono sean referencias culturales comunes al universo de lectores al que va dirigido. Esto vale incluso para los cuentos brevísimos recortados de textos mayores, en los que el recorte mismo y el título que, en general, se le provee resignifican el texto. Concisión reúne los conceptos de brevedad y precisión. La intensidad expresiva está ligada a la concisión (en el sentido de que aquello que seencuentra más concentrado es también más potente) y depende mucho de la estrategia que sigue el narrador para lograr eficacia. Basta la lectura de una muestra al azar de microcuentos, para darse cuenta de que la eficacia de la mayoría de ellos se identifica con el efecto súbito que producen. Para lograrlo, el autor procura sobre el final inducir con tal fuerza la producción de sentido por parte dellector que éste queda perplejo ante la sorprendente sensación de que no ha intervenido en ello. Este efecto puede ser tan intenso en un microcuento totalmente fáctico como en uno que linde con el microensayo. Veamos un ejemplo prototípico de cuento brevísimo:

Diálogo sobre un diálogo

A. – Distraídos en razonar la inmortalidad, habíamos dejado que anocheciera sin encender la lámpara. No nosveíamos las caras. Con una indiferencia y una dulzura más
1

Usaré indistintamente los términos “microcuento” y “cuento brevísimo”. 2

El Cuento en Red Nº1: Primavera, 2000

R. Brasca Los mecanismos...

convincentes que el fervor, la voz de Macedonio Fernández repetía que el alma es inmortal. Me aseguraba que la muerte del cuerpo es del todo insignificante y que morirse tiene que ser el hechomás nulo que puede sucederle a un hombre. Yo jugaba con la navaja de Macedonio; la abría y la cerraba. Un acordeón vecino despachaba infinitamente la Cumparsita, esa pamplina consternada que les gusta a muchas personas, porque les mintieron que es vieja... Yo le propuse a Macedonio que nos suicidáramos, para discutir sin estorbo. Z (burlón). – Pero sospecho que al final no se resolvieron. A...
tracking img