Los negroides

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 87 (21584 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

FERNANDO GONZÁLEZ
LOS NEGROIDES
(ENSAYO SOBRE LA GRAN COLOMBIA)
EDITORIAL UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA

LOS NEGROIDES
Fernando González
Quinta Edición, Medellín 1995 ISBN 958-9127-78-9
Obra editada por: La Universidad Pontificia Bolivariana
Ilustración de carátula: Clara Restrepo
Derechos de autor reservados por los herederos
de Fernando González.
Prohibida lareproducción parcial o total
sin la autorización expresa del editor.
Editorial Universidad Pontificia Bolivariana
A.A 56006 - FAX 248 3011 Medellín – Colombia

PRESENTACIÓN
DE LA REBELDÍA
AL ÉXTASIS

Fernando González Ochoa es considerado el más original de los filósofos colombianos y uno de los más vitales, polémicos y controvertidos escritores de su época. Se enfrentó a la mentira colombiana ysus contemporáneos no le perdonaron la franqueza con que habló. Por eso fue excomulgado y olvidado. Sin embargo su verdad, que golpea y azota en sus libros, está aún tan viva que ha cobrado vigencia con los años.

Fue Fernando González un espíritu rebelde y pugnaz, pero al mismo tiempo hondamente amador de la vida y de la realidad colombiana que fustigó.

Logró forjar un pensamiento filosóficoa partir de nuestra idiosincrasia, utilizando un lenguaje tan propio de nuestro pueblo que le valió ser calificado de mal hablado. Fue un "maestro de escuela" que escandalizó y al mismo tiempo abrió derroteros hacia la autenticidad. Lo condenaron por ateo y, no obstante, fue un místico. Escribió en un prosa limpia e innovadora, pero "para lectores lejanos". Se proclamó maestro pero, según susmismas palabras, no buscaba crear discípulos , sino solitarios. Su obra es siempre nueva, fresca y conturbadora. Y su vida fue eso: un viaje de la rebeldía al éxtasis.

OTRAPARTE, EN ENVIGADO

El 16 de febrero de 1964, en su casa de Envigado (Antioquia), que él había bautizado "Otraparte", un infarto tronchó la existencia de Fernando González. "No se dirá murió, sino lo recogió el Silencio", habíaescrito. Atrás quedaban 69 años de lucha, un puñado de libros llenos de vibración y de verdad, un camino solitario hacia la intimidad y una enseñanza de vida para ser descubierta por quien se acerque sin prejuicios a sus obras.

Había nacido en Envigado, "en una calle con un caño", el 24 de abril de 1895. "Yo era blanco, paliducho, lombriciento, silencioso y solitario. Con frecuencia me quedabapor ahí parado en los rincones, suspenso, quieto. Fácilmente me airaba y me revolcaba en el caño cada vez que peleaba con los de la casa".

Nació para la rebeldía. "Mi madre me parió cabezón, pero infiel". Lo expulsaron de primaria las hermanas del Colegio de la Presentación de Envigado porque después de un castigo les gritó: "hermanas cagonas". Lo echaron los jesuítas de quinto de bachilleratoporque leía a Nietzsche y se empecinó en negar ante el padre Quirós, profesor de filosofía, el primer principio: una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo.

Ahí está ya planteado el camino de Fernando González. No era rebeldía, sino búsqueda de la verdad, de la autenticidad. Destruir la mentira para encontrar la verdad. Toda su obra tendrá una explicación a partir de esa actitud. DesdePensamientos de un viejo, que publica a los 21 años, y su tesis de grado El derecho a no obedecer, título rechazado por el jurado y sustituido por uno bien simple: Una íe5/5(1919), hasta su última obra La tragicomedia del padre Elias y Martina la velera (1962) y Cartas a Ripol, publicada en 1988, Fernando González fue eso: un maestro de escuela que enseña autenticidad y para ello todo lo destruye,porque todo es mentira. Un viaje metafísico, un viaje místico.

LA METÁFORA DE LA REALIDAD

Para sus contemporáneos el escritor envigadeño era inaceptable. Hablaba de la realidad de cada día, de lo que estaba sucediendo, con nombres propios y apellidos en el lenguaje que todo el mundo usaba. Por lo demás, instauró una prosa directa y limpia de retórica y alambicamientos literarios. Por eso lo...
tracking img