Los niños, cuando no hablan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (711 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando los pequeños nos hablan sin hablar
Publicado por Fátima Valdivieso Castro el noviembre 19, 2011 a las 3:00pm
La mamá de Joseph (nombre ficticio, caso real) trabaja todo el día. Llega a casadespués de las 9 de la noche y Joseph que tiene 3 años, está siempre despierto. Su mamá lo trae conmigo por recomendación del Nido pero no tardan en salir quejas sobre el pequeño: que es muycontestón, que no obedece, que tiene mamitis, que en la noche no quiere dormir, que es impulsivo, que pellizca, que le jala la cola a los perros. Casi al final de la primera consulta, la mamá dice: “Y todo esolo hace sólo conmigo, con nadie más se porta así. Me dicen que yo no sé criarlo”.
Comienzan a venir los dos juntos a jugar una vez a la semana y también viene la mamá sola, una vez a la semana parahablar de ella y su hijo. El primer día que viene Joseph me abraza fuerte porque no quiere irse. A veces me dicen que los niños me quieren, en realidad lo que quieren es la posibilidad de tener a sumamá con ellos y sólo para ellos durante ese tiempo que coincide con mi presencia- para suerte mía.
 Después de 3 meses del primer día que vinieron, ella me cuenta que en el Nido le dicen que Josephestá más tranquilo, más sociable, menos agresivo. Me cuenta también que en casa lo ven mucho mejor y que incluso algunas personas que no la veían hace tiempo le han dicho que a ella también se le vediferente. Yo le respondo que ella está haciendo un esfuerzo grande por que ambos estén mejor.
 Esta mañana llegan ambos particularmente tarde, 5 minutos antes de que acabe su sesión. Joseph entracorriendo como siempre, se saca su casaca tan pronto como puede alistándose para entrar a jugar.
 
Fátima: Joseph, hoy no podremos entrar a jugar, ya no tenemos suficiente tiempo
Mamá: Ves Joseph, yo tedije, te dije que veníamos donde Fátima y no me hacías caso. Ahora ves, no podemos entrar. Yo no sé, no es mi culpa Joseph, te dije –muy molesta.
Joseph: Yo quiero jugar
M: Te dije! Toma tu...
tracking img