Los niños indigos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 125 (31239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los niños Índigo
Han llegado los niños nuevos
Padres: si tienen niños pequeños, este libro es para ustedes

Lee Carroll – Jan Tober

Los niños Índigo - Han llegado los niños nuevos

Vuestros hijos no son hijos vuestros. Son los hijos y las hijas del ansia de la vida por sí misma. Vienen a través de vosotros, pero no de vosotros, Y aunque estén con vosotros, no os pertenecen. Podéisbrindarles vuestro amor, pero no vuestras ideas, Porque ellos tienen sus propias ideas. Podéis alojar sus cuerpos, pero no sus almas, Porque sus almas viven en la casa del futuro, que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños. Podéis tratar de pareceros a ellos, pero no pretendáis que ellos se parezcan a vosotros. Sois arcos que lanzáis a vuestros hijos como flechas vivas. Disfrutad de latensión que os produce la mano del arquero.

Kahlil Gibran. El Profeta

3

Los niños Índigo - Han llegado los niños nuevos

Introducción
A medida que comienza a leer esto, puede estar pensando: “¿Y ahora qué?, ¿otro libro de condena y desesperanza acerca de cómo la sociedad está cambiando a nuestros niños?” No. Este quizás sea el más emocionante, aunque extraño, cambio en la naturaleza humanabásica que jamás se haya visto y documentado en una sociedad que dispone de las herramientas para hacerlo. Les pedimos que utilicen su propio discernimiento a medida que siguen leyendo. --------------------Jan y yo somos conferencistas y escritores nacionales de autoayuda. En los últimos seis años, hemos viajado por el mundo hablando frente a grupos grandes y pequeños. Hemos tratado con gente detodas las edades y muchas culturas que representan muchos idiomas. Mis hijos son grandes y abandonaron el nido. Jan nunca tuvo niños, pero sin embargo sentía que algún día trabajaría con ellos (estaba en lo correcto). De nuestros seis libros publicados, ninguno trata sobre niños, porque nuestro trabajo no se centra en eso. ¿Cómo entonces estamos escribiendo un libro sobre este mismísimo tema?Cuando se es consejero, y se pasa tiempo en contacto personal con la gente, no se puede evitar notar ciertos patrones emergentes en la conducta humana, que luego se convierten en puntos principales en el trabajo. Nuestro trabajo, como el de Louise Hay, quien publicó este libro, es acerca del auto-empoderamiento y el incremento de la autoestima. Permite que la gente tenga esperanza, dándole el poder deelevarse a sí misma por encima del nivel en el que “pensaba” que se encontraba. También involucra la sanación espiritual (no religiosa), y alienta al auto-examen con el propósito de encontrar primero al “Dios en nuestro interior”, antes de buscar cualquier fuente externa. Habla de autosanación, así como de independencia de la preocupación, en un mundo cambiante e propenso a la preocupación. Es untrabajo muy gratificante – pero nos hace notar cosas. Hace algunos años, la gente comenzó a hablar sobre problemas específicos que tenía con sus niños. ¿Y qué hay de nuevo en eso? Los niños a menudo son la mayor bendición de una vida, y también el mayor desafío. Se ha escrito muchos libros sobre cómo ser un buen padre y sobre psicología infantil, pero lo que vimos era diferente. Comenzamos aescuchar cada vez más acerca de un nuevo tipo de niño, o por lo menos, un nuevo tipo de problema para los padres. Las dificultades eran de naturaleza extraña, ya que representaban un intercambio inesperado entre el adulto y el niño que no se esperaba y que aparentemente era diferente de lo que nuestra generación había experimentado. Lo ignoramos hasta que comenzamos a escucharlo de profesionales quetrataban específicamente con niños. Ellos también daban cuenta de desafíos similares. Muchos estaban exasperados y al borde de perder los estribos. Trabajadores de guarderías de todo el país, algunos de ellos con más de 30 años de experiencia en la profesión, contaban el mismo tipo de historias sobre lo diferentes que parecían las cosas con los niños. Entonces vimos algo espantoso. Cuando estos...
tracking img