Los ojos de judas-obra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (452 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los ojos de Judas es un cuento del escritor peruano Abraham Valdelomar, que forma parte del grupo de los llamados “cuentos criollos” o “neo-criollos” ambientados en Pisco, durante la niñez del autor.Escrito hacia 1912-1913, fue publicado por primera vez en el diario limeño La Opinión Nacional, el 1 de octubre de 1914. La crítica lo considera como uno de los cuentos más logrados de la literaturaperuana.
El narrador cuenta un episodio terrible que presenció durante su niñez en Pisco, en una noche de Sábado de Gloria (semana santa): el rescate del cadáver de una mujer ahogada en el mar,teniendo como fondo tétrico la quema de un muñeco que representaba al apóstol Judas en una plazoleta cercana al mar.

Principales
* El niño-narrador, es decir Abraham Valdelomar, quien relata unepisodio aterrador que vivió en su lejana niñez ambientada en Pisco. Iba por entonces a la escuela del puerto, situada cerca de su casa y solía pasearse por la orilla del mar, tanto en el trayecto de idacomo en el de vuelta.
* La señora blanca, una mujer muy blanca, vestida de blanco, con la que Abraham se encuentra en la playa reiteradamente, y con quien conversa largo rato. Era una señora quehablaba con mucha dulzura y parecía atormentada por alguna tristeza oculta. Su identidad la desconocía Abraham pero luego su cadáver aparece en el mar empujado por las olas, siendo visto por todo elpueblo. Aunque el relato no lo dice de manera explícita, se trataría de la señora Luisa, que poco antes había protagonizado un escándalo en el puerto: por salvar a su hijo había delatado a su esposoFernando, buscado por la justicia como sospechoso de un asesinato; al final perdió tanto a su esposo, que fue encarcelado, como a su hijo, que le fue arrebatado.
[editar] Secundarios
* El padre, queera empleado en la Aduana y quien, físicamente “tenía un hermoso tipo moreno. Faz tranquila, brillante mirada, bigote pródigo”. Se levantaba temprano a trabajar y volvía a casa al atardecer, aunque...
tracking img