Los partidos politicos vs soberanía ciudadana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3470 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

En República Dominicana existen más de 25 partidos y organizaciones políticas que presentan candidatos en las elecciones. De estos, apenas 3 se reparten la mayoría de la simpatía del electorado y alrededor de ellos gravita la vida política nacional. De los otros veinte dos, buena parte acude en alianza o respaldando a los candidatos de alguno de los partidos grandes, en particularen las elecciones presidenciales, o son iniciativas independientes, aisladas o recientes de individuos y personas que pretenden crear un nuevo espacio para la expresión de la sociedad civil, pero sin gran arrastre o respaldo del público.

Entre los partidos minoritarios, hay varios con más de una y dos décadas de formados y que, a pesar de no representar un peso fuerte en el electorado, sonclaves con frecuencia al formar alianzas con los partidos mayoritarios, inclinando la balanza en las tradicionalmente reñidas elecciones dominicanas.

En más de una ocasión, Joaquín Balaguer y el PRSC no hubieran ganado las elecciones si no fuera por las alianzas con dichos partidos. Y fue gracias a las alianzas (aunque en particular con el PRSC, uno de los grandes) que el Partido de la LiberaciónDominicana (PLD) derrotó al PRD en la segunda vuelta de las elecciones de 1996.











Marco teórico

Tras cincuenta (50) años de la caída del régimen Trujillista es preciso replantear la democracia dominicana, pues dista mucho de ser el gobierno emanado de la voluntad del pueblo debido al establecimiento de la partidocracia que asigna el monopolio electoral a los partidospolíticos, de manera muy especial a los dos partidos mayoritarios que fueron fundados con un mismo ideal por el profesor Juan Bosch, pero que lamentablemente muchos de sus miembros los han desnaturalizado con su mal proceder.
Tanto el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), como el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), por ser los dos partidos mayoritarios en cuanto a recursos asignados por laJunta Central Electoral, miembros inscritos y votos obtenidos en los torneos electorales celebrados en los últimos quince años, han venido estableciendo las reglas de juego para alternar la pelota de un equipo a otro, transfiriéndose el poder de mal gobernar el Estado, llegando inclusive a pactar con elegantes corbatas azules en contra de las masas.
Los partidos minoritarios que suman ya unosveinticinco (25) no escapan a los despropósitos políticos de esos dos colosos, pues aunque no todos sí la mayoría de ellos, cual si fueran hiedra se adhieren a la repartición del botín que se obtiene mediante la contienda electoral, que a partir del 2012 será cada cuatro años, por lo que aumentarán sus necesidades de obtener trozos de instituciones gubernamentales para no dejar morir los compañeritosque “botan el forro” en cada contienda electoral, pues estos últimos no pueden contar con los recursos que transfiere la Junta Central Electoral, ya que los mismos son gastados por casi todos estos partidos sin justificación ni documentación adecuada que los sustenten.
Son pocos hasta ahora, los presidentes o líderes de esos partidos minoritarios que mantienen su accionar y su discurso con apego averdaderos ideales democráticos, pero se ven amenazados ante la presencia de la partidocracia ya que esta es una enfermedad degenerativa de la democracia y cual si fuera el más agresivo cáncer ya ha hecho metástasis en el sistema político dominicano al arrebatarle al pueblo su soberanía transfiriendo el poder de gobernar la República Dominicana entre el PLD y el PRD y sus respectivos aliados cualsi fueran el equipo blanco contra el equipo morado apostando a quien se queda con la pelota en su cancha por cuatro años o más agravando los problemas nacionales que incrementan la desigualdad social.
La partidocracia que ha venido imperando en el país obliga a reflexionar pues las masas están saturadas. El hartazgo que tiene el pueblo dominicano de la repetición de lo mismo ante el cambio de...
tracking img