Los pecados de fernando savater

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los pecados de Fernando Savater

El filósofo español llega esta semana a Buenos Aires para presentar su última novela. También dialogará con el público en dos encuentros organizados por Ñ y grabará un programa de TV: “Los siete pecados capitales”, que se verá en agosto. En esta charla habla de la literatura como iniciación filosófica y de la dimensión ética del pecado en el siglo XXI.

IVANACOSTA
La voz llega freca desde San Sebastián. "A mí me gusta sentirme en Buenos Aires", dice Fernando Savater. "No necesito ninguna recompensa especial para regresar. Cuando llego y me paseo un poquito por la plaza San Martín o por Florida... simplemente saber que estoy otra vez allí me hace sentir bien". Enumera a continuación: algunos amigos, otras calles, las librerías. Esquiva, en cambio, lacita (que se adivina segura) con el hipódromo —erudito conocedor del universo del turf, varias veces explicó las razones por las que prefiere San Isidro a Palermo—. Y es probable que otras "recompensas" más o menos sabrosas lo aguarden apenas atraviese el hall de Ezeiza. Fernando Savater está de regreso en Buenos Aires. De regreso en la ficción. De regreso en la TV. La semana que viene llega parapresentar su última novela, El gran laberinto, pero también para dialogar con sus lectores en Rosario y en Buenos Aires, y para grabar un programa de televisión que se emitirá en agosto por el canal de cable TN.

A la manera de la serie que se emitió aquí el año pasado, Los diez mandamientos, el autor de Etica para Amador va a encarar ahora Los siete pecados capitales de Fernando Savater. Desdeya, no para hundirse en las profundidades teológicas que involucra la gran falta de Adán, la desobediencia a la ley mosaica o el desdén por el sacrificio salvador de Jesucristo. La apuesta de Savater y del equipo que prepara el ciclo —que ya incluyó a otros "expertos en pecados" como Miguel Brascó (gula) o Luis Landriscina (pereza)— es la divulgación de una filosofía de todos los días:aproximarse a los nuevos desarrollos de la ética, a través de diálogos tan dispuestos a la reflexión como a la humorada, a la curiosidad, al delicioso anecdotario. "La filosofía —ha dicho Savater— no es simplemente un saber técnico. Si se le quita esa dimensión mundana, cotidiana, se convierte en un jeroglífico, en un juego sin sentido, sólo para ayudar a vivir a unos cuantos señores muy aburridos a costadel erario público, del dinero de las universidades."

Una idea semejante —"la filosofía puede interesar a todos si uno se expresa con claridad y sin afectación, y si trata al lector con cierta cordialidad intelectual"— atraviesa El gran laberinto (Ariel, 2005), la novela de iniciación literaria, pensada originalmente para lectores adolescentes, que Savater dará a conocer al público argentino enla Feria del Libro. "Lo mío es esa prosa de urgencia, de combate. Lo mío es vulgarizar o acercar las ideas a los demás, no soy Hegel ni Proust. Soy un escritor de corto aliento", dijo alguna vez el escritor. Las 331 páginas de El gran laberinto, sus intentos por unir la dimensión lúdica del juego y la aventura con Cervantes, con Leonardo Da Vinci, con Oscar Wilde o con Jan Patocka revelan, encambio, un aliento más espeso, más extenso.

- —¿En qué medida cambia su modo de escribir cuando escribe para lectores jóvenes?

- —No sé si usted recuerda que los comics de Tintín llevaban un rótulo en la portada que decía Para lectores de 7 a 77 años; bueno, mi ilusión sería escribir para lectores de 7 a 77 años. No pierdo la esperanza de que se amplíe la cantidad de gente que puede leer unlibro como El gran laberinto. Creo que puede ser disfrutado a un nivel en torno a los 12 ó 13 años y luego también por lectores mayores que pueden encontrar otros aspectos del libro.

- —¿La figura del lector adolescente implica una perspectiva diversa de su parte? ¿Una escritura más específicamente didáctica?

- —Cuando se escribe para un público juvenil, la mayor diferencia es que uno tiene...
tracking img