Los pinguinos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (538 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.- El salmista apreciaba profundamente los mandamientos divinos y nosotros también debemos amarlo porque nos fortalecen para soportar la persecución, pues la afrontamos sabiendo que nuestro Padrecelestial puede cortar las ataduras restrictivas que nos imponen los enemigos y él a su vez nos libera de tales trabas para que prediquemos el Reino sin cesar.
2.- La unidad del pueblo de Jehová nosdebe de tranquilizar, nos sana y nos reanima. No debemos alterar el orden con críticas, disputas e incluso quejas.
3.- Jehová sabe lo que hacemos, lo que pensamos e incluso lo que vamos a decir. Nosconoce desde que no éramos más que un embrión, cuando todavía no se diferenciaban las partes del cuerpo. Cuánto nos consuela saber que Jehová no solo ve las dificultades que atravesamos, sino quetambién comprende cómo nos afectan.- ‘Medía’, es decir, examinaba con cuidado, las actividades de David, tanto durante el día como por la noche, para determinar su naturaleza.
4.- Los cristianos sufrenpersecución y, en el caso de algunos, enfermedades crónicas o la pérdida de un ser querido. A veces cometen errores que los dejan abatidos, “encorvados”. No obstante, sin importar las pruebas que lessobrevengan, Jehová siempre está dispuesto a consolar y dar fortaleza espiritual a cada uno de ellos.
5.- Cuando se descubre al mentiroso, este pierde inmediatamente su buena reputación. ¿Quién confiaráen él de nuevo? Su fin es en realidad desastroso, pues “todos los mentirosos” se incluyen entre aquellos que sufrirán la muerte eterna.
6.- Reconoce la necesidad de buscar la guía de Jehová yobedece de buena gana sus mandamientos. El que es tonto con los labios, en cambio, no entiende este hecho fundamental. Su parloteo sin sentido le lleva a la ruina. El sabio está muy al tanto de que “nopertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso”.
7.- Cuando se le ofende, el tonto responde airadamente enseguida, a diferencia del sabio pide a Dios su espíritu a fin de obrar con...
tracking img