Los primeros custodios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (740 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 7 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las guerras de independencia trajeron consigo un desorden que volvió a la población proclive a la militarización, además de reforzar la tradición autoritaria, síndrome actitudinal resultante delproceso social peruano, aspectos que ya venían incubándose desde la época colonial. No es de extrañar entonces, el ribete castrense que adquirieron estas fuerzas policiales, más aún si en el imaginariorepublicano de los Libertadores, pesaba la imagen de los milicianos franceses defendiendo la causa de la Revolución frente a la reacción monárquica del resto de Europa: se buscaba comprometer a losnuevos ciudadanos en la defensa del nuevo orden, por ello Bolívar mediante decreto del 07 de enero de 1825, convirtió a la Milicia en Guardia Nacional, con el fin de conservar el orden público en cada unade las regiones y pueblos, constituyendo también la reserva del Ejército. 
Se crean las Compañías y Piquetes de Veteranos, estableciéndose en las ciudades y en el campo, incluso con fuerzaspoliciales a caballo, y es que había que hacer frente al recurrente mal de los bandoleros, a quienes las guerras de independencia y las posteriores luchas por el poder de los caudillos del momentoconvirtieron en montoneros. Fuerzas irregulares que servían de avanzada y vanguardia, habituados a las correrías, fueron decisivos para la causa patriota como para la carrera política de muchos caudillos. Enlos breves momentos de paz volvían a sus andanzas con la consiguiente zozobra de la población rural e incluso citadina. Dos estampas y una anécdota para ilustrar el momento. La primera, salida de lapluma romántica de Ricardo Palma quien cuenta cómo el bandolero León Escobar tomó la ciudad, desprovista de custodios y ante la impotencia de las autoridades. La segunda estampa proviene del arte dePancho Fierro, quien dedica varias acuarelas a estos singulares personajes. La anécdota la protagoniza el famoso bandolero José Rayo, quien militando a favor del bando del Mariscal Gamarra, es...
tracking img