Los principios generales y como fuentes en el derecho administrativo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2023 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción:

Los principios generales, tanto son parte integrante de las fuentes del derecho, como constituyen prescripciones jurídicas. Estas deben ser acatadas en su función de fundamentar otras normas y en la de interpretarlas. Los valores que contienen, tales principios jurídicos, deben ser respetados siempre, pues, los principios jurídicos son siempre prescripciones jurídicas: ya actúencomo fundamento o criterios de interpretación de otras normas.

Como fuente supletoria de la ley o costumbre o simple mandato que obliga a actuar en sentido de valor consagrado por el principio. Su condición prescriptiva es, por tanto, predicable de cualquiera de sus funciones.

Lo dicho comprende la función jurídica de los principios de fundamentar en forma directa cualquier decisión en casoconcreto, siempre que sea aplicable tomando en cuenta la prevalencia del sistema de fuentes.

Primero, la constitución que fundamenta e informa todo el ordenamiento jurídico, luego los tratados y convenios internacionales que en el ordenamiento interno desplazan a las leyes orgánicas y ordinarias que fundamentan y los reglamentos nacionales, sean ejecutivos o autónomos, y, también, lasreglamentaciones locales u ordenanzas.

Los Principios Generales y como Fuente en el Derecho Administrativo:

Cuando no hay normas propias del Derecho Administrativo que aplicar, esto es, en el caso de lagunas de ley o de imperfección legislativa, se aplican los principios generales del derecho, antes incluso, que las normas del derecho privado, pues como afirma el tratadista LUIS COSCULLUELA “Elderecho administrativo constituye un ordenamiento y no meras normas especiales integrables en sus lagunas por las normas del Código civil. Una laguna legal aparece como un fenómeno de inexistencia de una ley aplicable a una determinada materia o a una determinada institución, o como una falta de previsión, por una ley efectivamente existente, de un determinado punto que aparece como controvertido.Se parte del ordenamiento jurídico-administrativo de la necesidad de aceptar que lo común es el fenómeno de la legislación imperfecta, esto es, de normas escritas y expresas que no prevean todos los casos que puedan surgir de relaciones jurídico-administrativas, en cuyo caso se hace necesario que el juez integre al ordenamiento positivo para resolver el supuesto no legislado. Ante esacircunstancia, el juez lo hace, precisamente, acudiendo a los principios generales del derecho, a la analogía y a la interpretación extensiva. Aclarando, que en las dos ultimas no existe laguna de legislación, pues lo que se hace es operar una vía hermenéutica horizontal, extendiendo analógicamente la aplicación de una norma de un supuesto de hecho regulado a otro no regulado.

Como afirma el tratadistaportugués Caetano existen infinidad de problemas jurídico-administrativas que no encuentran solución expresa en la legislación positiva. En tales casos estamos en presencia de una laguna legislación, en la que la solución habría que encontrarla en los principios generales del derecho y no en el libre arbitrio del administrador. Luego, si atendemos a esta realidad no podemos negar que lo que losprincipios generales del derecho no es cuestión no es una cuestión teorica sino algo que nos topamos inevitablemente en el trabajo jurídico concreto.

Su objetividad por ello es indiscutible. Mas aun, si consideramos que la moderna magnificación de los principios generales actúa con independencia de que no existen disposiciones normativas suficientes quizás porque hoy se entiende que ningún sistemapositivo, ni si quiera codificado puede ser suficiente por si mismos y que por tanto el ordenamiento jurídico precisa inexcusablemente de principios generales estructurados.

Nuestra constitución, al igual que la española, les asigna a los principios jurídicos cuatro funciones, alejándose de la tradición doctrinaria civilista de asignarles un rol subsidsidiario, a la que el juez podía acudir...
tracking img