Los relampagos de agosto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Relámpagos de Agosto, es un libro donde nos narra cronológicamente todo lo que hubo de tras de una gran Revolución donde la población fue víctima de la tradicional violencia política ejercidapor el Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante los setenta años que ejerció en el poder. Los asesinatos de Villa, Carranza, Obregón, Madero. Son un ejemplo de la falta de pensamientopolítico-racional de los Partidos Políticos anunciaban sus candidatos, y, entre ellos, decidían el futuro político del país por medio de guerras sucias, actos de difamación, asesinatos, etc.
Otro casoimportantísimo sería el del protagonista, el General Arroyo, que complica y casi pierde la vida por involucrarse en un pleito personal con Pérez H. por el supuesto robo de un reloj al presidente en cuestión,que sería González. Aquellos pequeños casos demuestran la violencia que sacudía al país y la forma tan “ranchera” de solucionarlos.
Además de dar una clara imagen del periodo postrevolucionariodonde cada supuesto héroe nacional va robando el patrimonio de la Nación, para la defensa de los ideales que hicieron libres a los círculos del poder, por igual que, a los negocios.
La obra en general,plasma elementos básicos del ambiente como la importancia de los ferrocarriles, la desigualdad económica, la falta de participación de la población en el mundo político, etc.
Para Ibargüengoitia, laRevolución Mexicana fue un movimiento sin sentido alguno. La falta de líderes y unión entre ellos; desató un infierno regido por la fuerza y represión militar.
En la conclusión de libro se retracta lalucha campal entre los sobrevivientes de la Revolución por ejercer el poder, nuestro protagonista sobrevive. Caso curioso. ¿No es cierto qué, los revolucionarios siempre encuentran el mismo final?Ese sería la muerte. Entonces, asumo que, mi perspectiva y la del autor es la misma: el General Arroyo, no es un revolucionario; y, por consecuente, la Revolución Mexicana, no existió como tal. Tan...
tracking img