Los remedios florales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 207 (51706 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS REMEDIOS FLORALES

EDWARD BACH
ESCRITOS Y CONFERENCIA

Achicoria (Cichorium intybus)

Las enseñanzas del fundador de la Terapia Floral sobre la esencia de la enfermedad y la salud

Título de los originales alemanes:
EDWARD BACH BLÜTEN DIE HEILEN
EDWARD BACH DIE HEILENDE NATUR

Traducido por:
ELENA MELIVEO / EDGAR KNERR / EDUARDO KNÖRR

© 1993. De la traducción, EditorialEdaf, S.AI ÍNDICE

Prólogo

-La intoxicación intestinal en relación con el cáncer
(British Homoeopathic Journal, octubre 1924)

-La problemática de la enfermedad crónica (1927)
(Conferencia pronunciada en el Congreso Homeopático Internacional de 1927)

-El redescubrimiento de la psora(British Homoeopathic Journal, enero 1929)

-Algunas consideraciones básicas sobre la enfermedad y la curación
(Homoeopathic World, 1930)

-Algunos remedios nuevos y su empleo
(Homoeopathic World, febrero 1930)

-Sois víctimas de vosotros mismos
(Conferencia en Southport, febrero de 1931)

-Libérate a ti mismo (1932)

-Los remedios florales y sus indicadores
(Publicadoen Epsom, 1933- apareció probablemente en The Neuropathic Journal).

-Los doce grandes remedios y algunos ejemplos de su uso y prescripción.
(Febrero de 1933)

-Los doce remedios y cuatro remedios menores (1933)

-Los doce remedios y los siete remedios menores (1934)

-La historia del caminante. Una alegoría de los remedios (1934)

-Un nuevo método curativo
(Conferencia deWallingford con motivo del 50 aniversario del nacimiento de Bach,
24 de septiembre de 1936)

-Conferencia masónica sobre los principios curativos
(Conferencia ante una asamblea de masones, octubre 1936)PRÓLOGO

Del amanecer de los tiempos venimos
y al amanecer de los tiempos tornamos,que Él bendiga la noche que nos guía.

P.J. Percival

La historia concreta comienza una clara y fresca mañana de primavera, elsol comienza a despuntar y el aire huele a arcoiris. Edward camina pausadamente por su amada campiña galesa. Hace tiempo que un impulso irrefrenable le lleva cada mañana a los prados verdes de su tierra natal. Ese mismo impulso que le hizo transitar desde los más “sólidos conocimientos” de la ciencia hipocrática hasta los sutiles matices de la sabiduría paracelsiana.
No se recuerda bien sideambulaba por un lecho de mostazas o si fue la impaciencia o la rosa silvestre las causantes de su relámpago interno, pero en ese amanecer Edward contempló el prodigio que desde su silencio realiza la naturaleza todos los días. Sintió la alquimia de los cuatro elementos al deslumbrarle una gota de rocío depositada en el pétalo de una flor inundada de sol; y ya nada fue igual.
Quizá ésta podríaser una descripción del momento cumbre en el que Edward Bach intuye el principio energético que le llevaría a elaborar esencias de flores y de esta forma redescubrir para el mundo moderno una energía sutil y poderosa que culturas como la inca o la celta, y filosofías como la taoísta, conocieron y manejaron, y aún más, nos podríamos remontar, según relatos de Edgar Cayce, a la utilización de la...
tracking img