Los síntomas y su retórica en la neurosis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2251 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los síntomas y su retórica en la neurosis
por Alicia Dellepiane

“La retórica, o el arte del orador, era una ciencia y no sólo un arte. Nos preguntamos ahora, como ante un enigma, por qué esos ejercicios cautivaron durante tanto tiempo a grupos enteros de hombres. Si es una anomalía, es análoga a la de la existencia de los psicoanalistas, y quizá la misma anomalía está en juego en lasrelaciones del hombre con el lenguaje, y reaparece en el curso de la historia de modo recurrente bajo diversas incidencias, y se presenta ahora en el descubrimiento freudiano, bajo el ángulo científico. Freud se encontró con ella en su práctica médica, cuando tropezó con ese campo donde se ve a los mecanismos del lenguaje dominar y organizar sin que lo sepa el sujeto, fuera de su yo consciente, laconstrucción de ciertos trastornos que se llaman neuróticos”
Jacques Lacan.

HISTERIA Y NEUROSIS OBSESIVA:

¿Qué preguntas organizan la neurosis? Si a la histeria nos referimos será ¿soy hombre o soy mujer? En cuanto a la obsesión será ¿estoy vivo o muerto? Hay que precisar estos conceptos con relación a la teoría lógica de los goces, ya que lo que define a una neurosis es la modalidad de ladefensa que erige el sujeto para protegerse de las pulsiones.
La retórica de la histeria se inclinará por presentar la insatisfacción mientras que la de la obsesión lo hará por representaciones hiperintensas, sobrecargadas de afecto: la víctima pasiva de la seducción, en el primer caso o el activo agresor sexual que ha experimentado un intenso placer, con un exceso de satisfacción, en el segundo.
Larepresión, concebida por Freud como defensa primaria, es un mecanismo que produce una disociación de la representación traumática y del afecto. Pero si la histeria concluye este mecanismo poniendo el cuerpo con la conversión, el obsesivo en cambio produce ideas y actos, como ceremoniales y rituales que se imponen con carácter imperativo e irracional, con la misma finalidad. Es la estrategia queutiliza el neurótico obsesivo para cubrir con significantes cualquier emergencia de lo real que en la subjetividad se le presenta bajo el fenómeno de la angustia. En la obsesión hay un rasgo de ocultamiento de estos rituales, lo que diferencia lo colectivo de las ceremonias religiosas de estos rituales obsesivos. Además, según Freud, mientras los actos obsesivos derivan de la esfera sexual delsujeto los actos religiosos luchan contra las pulsiones egoístas del yo.

El acto analítico es una operación que Lacan expresa en acto de palabra, palabras que por vía de la interpretación modifican al sujeto. La caída de las identificaciones que producen el sufrimiento psíquico será la causa y el consentimiento de una rectificación subjetiva.
Cuando Freud analiza los síntomas obsesivos descubreque son una transacción entre dos fuerzas en pugna que producen constantes desplazamientos como actos sustitutivos que intentan la satisfacción simultánea de la tendencia reprimida y la represora. Por eso la ambivalencia es característica de la neurosis obsesiva.

En El mito individual del neurótico Lacan señala que el neurótico construye su propio mito con el que representa sus relacionesfundamentales. El hombre de las ratas simboliza la figura del padre gozador en su padre y en el capitán cruel. Las faltas del padre constituyen para él el carácter traumático en la estructuración de su neurosis. El sujeto se empeña en cumplir una orden equivocada para seguir ignorando esa verdad que ha entrevisto, en un instante, en su pensamiento: se hace siervo de una orden falsa para desconocer sugoce. En esta transacción entre la representación y la defensa, formación de compromiso entre ambas, se define al síntoma.
La pulsión de muerte, presente en el autorreproche que el obsesivo ejerce con particular sadismo del superyo, es un síntoma patognomónico de esta neurosis.

En Inhibición, síntoma y angustia Freud reactualiza el concepto de defensa empleándolo como designación general de...
tracking img