Los sistemas de gestion y el cuento de la lechera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2435 palabras )
  • Descarga(s) : 1
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS SISTEMAS DE GESTION Y EL CUENTO DE LA LECHERA

En mi opinión, si dispusiéramos tres empresas que inicien y desarrollen su actividad durante un periodo de tiempo determinado en las mismas condiciones generales de partida, esto es, competencia perfecta, dirigidas al mismo segmento de mercado, con la misma disponibilidad de recursos económicos y financieros, mismo nivel tecnológico, mismoentorno sociocultural, mismo producto, etc., probablemente una de las tres acapararía la mayor parte de la cuota de mercado, otra se mantendría en un nivel de supervivencia y la tercera estaría quebrada o a punto de hacerlo.

Por supuesto ésta es una hipótesis no demostrada cuyos argumentos de partida, pueden ser ampliamente cuestionados - quizá empezando porque en competencia perfecta hay más detres empresas -. No obstante los que nos movemos en el ámbito de la gestión empresarial intuimos algo de certeza en esta afirmación que me sirve para trasladarles una preocupación: ¿qué es lo que hace que una empresa sea más competitiva que otra? ¿por qué quiebran las empresas?.

De mi formación en ciencias empresariales puedo extraer varias razones que, en mejor o peor medida, intentan darrespuesta a esta pregunta: falta de planificación, no competitividad en costes, mala gestión de recursos productivos, escasez de recursos financieros, poca calidad, evolución desfavorable del entorno, etc. Está claro que podemos señalar varias causas, pero... francamente ¿creen ustedes que éstas son la respuesta a la pregunta planteada?

¡Personalmente creo que no!. Estas causas son incompletas,ninguna me satisface plenamente porque permiten plantear nuevos porqués: "La empresa quebró porque no era competitiva en costes" ahora bien "¿por qué no era competitiva en costes?". Obviamente, estamos ante causas circunstanciales y no ante la Causa Ultima, por lo tanto es necesario profundizar en una respuesta más adecuada.

Después de algunos años de reflexión, un poco aturdido por la lectura dealgunos de los así llamados "gurús del management", creo haber encontrado la respuesta y para exponerla me voy a apoyar en una conocida fábula de La Fontaine: El cuento de la lechera. Probablemente habrán oído alguna de las múltiples adaptaciones de este popular cuento que hace de su titulo "frase hecha" para enseñar sobre las consecuencias de los deseos de mejora de la situación personal,especialmente cuando se refieren al ámbito económico.

Permítanme por tanto, en particular, para aquellos que no lo conozcan y, en general, para avivar el recuerdo de todos, hacer un breve epílogo que habrá de servir para esbozar algunas ideas sobre los sistemas de gestión empresarial.

"La lechera, era una jovencita que trabajaba en la granja de su madre. Un día, por su cumpleaños, la madre le regalóun cántaro de leche que podía vender en el mercado y quedarse con el dinero que obtuviese. Sorprendida y feliz la jovencita, que nunca tuvo bienes, iba a ser dueña de todo lo que le dieran por la leche, así que se dirigió prontamente al mercado con su cántaro en la cabeza y, mientras hacía el camino, empezó a pensar en su buena fortuna: con el dinero que le diesen por la leche compraría unagallina que pondría huevos; algunos huevos servirían para criar pollitos que se convertirían en hermosos capones, que vendería junto con el resto de los huevos; con el dinero obtenido compraría un cerdito, al que cebaría hasta convertirlo en el más hermoso del pueblo, así todos querrían comprarlo; con la venta del cerdito se haría con una ternera que al tiempo sería en una hermosa vaca, que le daríamás leche con la que comprar más huevos, cuidar más gallinas, criar más pollitos, cebar más cerditos... En plenitud de su gozo, nuestra lechera empezó a saltar de alegría, y quiso la mala fortuna que tropezase en una piedra, con lo que el cántaro se vino al suelo y con él toda la leche. En el polvo del camino se quedaron los huevos, los pollitos, los cerditos y los hermosos terneros de nuestra...
tracking img