Los testimonios como tramaentre el olvido y la memoria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3426 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS TESTIMONIOS COMO TRAMA ENTRE EL OLVIDO Y
LA MEMORIA

“Gaitán cayó asesinado en pleno centro de Bogotá el 9 de Abril de 1948, cuando transcurría la Novena Conferencia Interamericana. Estaba en el cenit de su popularidad “¡si me matan vengame!;, solía decir a sus masas. a los pocos minutos del magnicidio, el oleaje de furia popular desembocó en el corazón de la Capital”.1
El asesinatodel líder político liberal. Jorge Eliecer Gaitán. Se anunciaba en cada momento a través de los medios de comunicación como la radio y la televisión.
“Desde el momento que se conoció en la ciudad la noticia del asesinato hacía la una de la tarde, se había propuesto impulsar la movilización de los liberales a través de la radio, dejando en la memoria colectiva la consigna percutora , ¡a lasferreterías a las quincallerías ! ; así incitaba apertrecharse de las únicas armas existentes en el mercado, los fierros y los machetes destinados a las faenas campesinas.”2
Se propagó así rápidamente la violencia, rompiendo las fronteras de la discriminación y profundizando las contradicciones políticas entre liberales y conservadores, que pretendieron excluir por completo al otro.
“La venganzapartidista, a falta de Justicia oficial, estaba en la base del exceso de sadismo que caracterizó todas las acciones armadas de la violencia en el campo, fuesen de uno u otro partido.”3
Lo que condujo a que la violencia se generalizará en casi todo el territorio Colombiano, instaurando un imperio de terror en los campos y poblados, donde se despojó al campesino de la tierra y sus bienes, se asesinó demanera selectiva o masiva y se torturó con sevicia a las víctimas.

1. Palacios, M. (1995). Entre la Legitimidad y la Violencia. Pag. 199
2. Ortíz, C.M. (2003). Compendio de la Historia del Quindío. Pag. 228
3. Ortíz, C.M. (2003). Compendio de la Historia del Quindío. Pag. 266
“En el camino entre la vereda el Alto y Trujillo había una fonda llamada Casa Amarilla. Allí mi papásiempre se bajaba, y se tomaba unos cuantos chirrionazos (aguardientes) y luego seguía el camino para su casa. Una vez mi papá se encontró con un desconocido que estaba en esta fonda. Esté le dijo que porque no se iban juntos en el mismo caballo, ya que tenían que recorrer el mismo camino. Mi papá accedió; cuando venían más acá de la fonda, donde había un montecito. Este señor que era un asesinoconservador, saco un puñal y le dio muerte a mi papá por ser liberal”. 4
La violencia comenzó por el sectarismo y fanatismo político. Se buscaba con afán al contrincante político, por los caminos, por las veredas, por los pueblos.
“Después de que mataron a Gaitán se vinieron los chusmeros del Tolima, Chispas, el Mosco, Águila Negra y a todo conservador que se encontraban le cortaban lacabeza y la ensartaban en un palo.”5
Es a partir de su testimonio que alguna parte de la sociedad desanda el camino del silenciamiento y el olvido para emprender el difícil trabajo de la memoria que comienza a tejerse desde el testimonio.
Esos hechos atroces que muchas veces el estado o la sociedad del momento negaron ya sea por desconocimiento o para eludir sus respectivasresponsabilidades, se imponen como presencia incómoda a través del testimonio de algunos sobrevivientes de la violencia política. Poco a poco cuando las relaciones sociales de poder se modificaron, los testimonios se abren paso, rompen el silencio y colocan los hechos atroces, de manera ineludible bajo la mirada de la sociedad.

4. Testimonio. Aureliano Ortiz. Vereda Pedregales Alto. Finca Casa Roja.Octubre de 2009
5. Testimonio. Clara Rosa Benjumea. Parque Principal de Génova. Octubre de 2009
“Tocaron la puerta cuando me asomé era un mediquillo y nos dijo que ese tipo al que mi papá le había pegado era un cabecilla de los chusmeros. Que lo mejor era que se volara. Recuerdo que mi papá dijo, que si le convenía la muerte de ese día no pasaba. En esa tarde llegaron cuatro hombres uno de...
tracking img