Lucia moñitos corazon de melon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 25 (6064 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALFAGUARA INFANTIL
Lucía Moñitos, corazón de melón
PePe Pelayo
Ilustraciones de Alex Pelayo

1

2

PRIMERA PARTE
Lucía Moñitos descubre algo muy extraño

3

Moño, moñito, moñote, moñino
(De su compañero Gordon le vino)

—Hola, Lucía Moñitos. ¿Qué haces?
— H ola, Gordon. Estoy armando un cuerpo
humano con pegatinas. Es una tarea del colegio que
debo entregar mañana.
—Dejaver... ¡Eh! Pero a esa cabeza le falta una
oreja. ¿No tienes más orejas?
—No, había una sola, parece.
—¿Quieres que te done ese órgano?
— N o te entiendo, Gordon.
— M ira, en la vida real, cuando a alguien se le
enferma grave un órgano, tiene que esperar a que
otra persona se muera y le clone su órgano.
— ¡ Qué moña!
— P ues así e s. Parece que no es fácil la cosa.
—¿Por qué no? ¿No esfácil conseguir un
recién muerto, Gordon?
—Eso te digo...
— ¡ Pero si eso es facilísimo! Mira, si

4

5

quieres localizar a alguien recién muerto sólo
m ira las noticias en la tele y verás que siem pre
hay uno.
— Pero no es só lo eso, Lucía. No haces
nada si encuentras a un recién fallecido, tam bién
t ienes que esperar a que la familia acep te donar
el órgano.
—¿Y para quétanto trámite si es para
salvar una vida, Gordon?
— No sé. Lo que sé es que si el muer to
quería donar sus ó rganos y la familia no,
entonces no hay donación.
— ¡ Qué moña! Yo no veo eso correcto.
— No lo ves correcto porque tú tienes
un corazón de melón, Lucía Moñitos.
—¿Y eso es bueno o malo, Gordon?
— Es bueno. El melón es bueno... Pero
entonces, ¿ quieres una oreja o no?
— C laro,esperaré por tu donación para
completar mi figura.
— Está bien, Lucía. Voy a casa, busco una
pegatina de oreja y te la traigo enseguida.
— Gracias, Gordon. ¡Y apúrate porque debo
entregarlo mañana temprano!... (Ojalá que la
oreja que me traiga no sea de burro o de conejo,
o de elefante, o del tío Otilio).

6

Moño, moñito, moñote, moño
(A su amiga Ricitos encontró)

-Hola, Ricitos deCho colate,
¿por qué t an apurada?
-No sé, Lucía, no me había dado
cuenta. No tengo nada que hacer,
quizás por eso ando con rapidez.
—¿Por qué? — No sé, debe ser
para aprovechar más el tiempo sin hacer
nada. — No entiendo mucho, Ricitos, pero
t ú sabrás. — Bueno, ¿y tú qué haces? — Mi
t area: un cuerpo humano con pegatinas.
P ero estoy muy preocupada por que Gordon dijo
que iba atraerme una oreja

7

y no ha regresado. Quizás la madre no
aceptó que él me donara ese órgano...
—¿Donar?

Sí, Gordon me explicó que si a alguien se le
enferma grave un órgano, podrían ponerle el de un
recién muerto.
— ¿ Ponerle?
— Y a averigüé y eso se llama trasplante y l o hacen los médicos y así se
salvan vidas.
—¿Y por qué la madre de Gordon
no va a querer, Lucía?
— ¡ Qué séyo! Dicen que a
veces la familia del muerto no
quiere donar. ¿Sabes por qué pasa
eso, Ricitos de Chocolate?
-No. Dime tú.
— ¡ Qué sé yo! Por eso te
pregunto.
—¿A mí? ¡Si yo tampoco sé,
Lucía...! Pero

8

ahora yo me pregunto: ¿no será un problema
religioso?... ¿Eh?... Contéstame, ¿no?
—¿Qué cosa?
—Te decía que ahora yo me pregunto...
— ¡ A h, entonces contéstate tú! ¡ O si nopregúntame a mí!
—Está bien. Ahora yo te pregunto: ¿será un
problema religioso?
— N o sé, Ricitos de Chocolate. Y a te dije que no
sé.
—Te lo pregunto porque quizás pien sen que su
difunto va al cielo y el órgano que dona el otro
m uerto puede venir con algún pecado incorporado.
— ¡ Qué moña! Eso que dices está muy raro...
Voy a pensar en eso. Chao, amiga... (Es como si la
oreja que traeGordon viniera con vanidad o con
cerumen).

9

Moño, moñito, moñote, moñina
(Hasta su primo Mediometro opina)

Hola, Mediometro.
— H ola, Lucía Moñitos.
— V engo a preguntarte algo, porque dicen que tú
eres un sabelotodo.
—Así dicen.
—¿Sabes qué es una donación de órganos?


10

— P or

supuesto que sí. ¡Chao, Lucía, tengo

que...!
— ¡ Espérate!

¡Qué moña! ¡No me res...
tracking img